Público
Público

Berlín ahuyentará la crisis con Moore, Pfeiffer, Winslet y grandes maestros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La 59 edición de la Berlinale, que abrirá el 5 de febrero "The International" de Tom Tykwer, buscará ahuyentar la crisis con estrellas como Demi Moore, Michelle Pfeiffer, Kate Winslet y René Zellwegger y grandes maestros como Bertrand Tavernier y Andrzej Wajda, hermanados como antídotos contra el desánimo.

"No hay conversación estos días que no empiece con la palabra crisis, como si nosotros la hubiéramos provocado cuando fue cosa de cuatro bandidos", dijo hoy el director del Festival de Cine de Berlín, Dieter Kosslick, al presentar su programa al completo.

En tiempos de crisis, nada como el cine, añadió, para prometer a continuación "buenos filmes y hasta risas", esto último a cargo de "Pink Panther 2" con Steve Martin, aunque sea fuera de competición.

Un total de 18 filmes competirán por los Osos, desde "In the Electric Mist", de Tavernier, con Tommy Lee Jones, a "Tatarak", de Wajda, "Cheri" de Stephen Frears, con Pfeiffer, y "Happy Tears" de Mitchell Lichtenstein, con Demi Moore de protagonista.

Latinoamérica -que en 2008 ganó el Oso de Oro con "Tropa de Elite", del brasileño Jose Padilha, y el premio de la crítica FIPRESCI con "Lake Tahoe", del mexicano Fernando Eimbcke- tendrá dos concursantes: "Gigante", del debutante argentino Adrián Biniez, y la hispano-peruana "La teta asustada", de Claudia Llosa.

El cine escandinavo, cinematografía mimada de Kosslick, traerá "Lille Soldat", de la danesa Annette K. Olesen, y "Mammoth", del sueco Lukas Moodysson, con el actor mexicano Gael García Bernal.

De Francia llegará "Ricky", de François Ozon", con Sergi López, mientras que el Reino Unido concurrirá con "Rage", de Sally Potter, con Judi Dench y Jude Law.

Estados Unidos, de acuerdo a la tradición, aportará el mayor contingente de estrellas, ya que junto a las mencionadas Moore y Pfeiffer acudirán a Berlín "The Messenger", del estadounidense Oren Moverman, con Woody Harrelson, y "My One and Only", de Richard Loncraine, con Renée Zellwegger.

El anfitrión alemán tendrá dos representantes: "Storm", de Hans Christian Schmid -un thriller con el trasfondo del Tribunal Internacional de la Haya y los crímenes de guerra en la ex Yugoslavia, película que Kosslick destaca a la menor ocasión- y "Alle Anderen", de Maren Ade.

Una única representante del cine oriental, "Forever Enthralled", de Chen Kaige, la iraní "Darbareye Elly", de Asghar Farhadi, y la argelina "London River", de Rachid Bouchareb, cierran la lista de concursantes, de las más cortas que se recuerdan, por mucho que Kosslick niegue la existencia de una crisis.

Entre esas aspirantes repartirá los Osos el jurado presidido por la actriz británica Tilda Swinton y del que formará parte asimismo la directora española Isabel Coixet, dos viejas amigas del festival.

Fuera de competición, pero asimismo en la sección oficial, destacan las producciones de EEUU "The Reader", que traerá a Berlín a Kate Winslet y Ralph Fiennes, así como la mencionada nueva versión de la "Pantera Rosa", "Notorious", de George Tillmann, y "The private Lives of Pippa Lee", de Rebecca Miller, con Keanu Reeves.

Igualmente fuera de concurso se proyectará la película que abre el Festival, del alemán Tykwer, y dos filmes de otros tantos grandes nombres del cine: "I skoni tou chrnou", del griego Theo Angelopoulos, y "Eden a l'Ouest", de su compatriota Costa-Gavras.

El menú de Kosslick no acaba en la sección oficial -en total se exhibirán 386 filmes.

La Berlinale incluirá la presencia de dos prodigios de longevidad, Claude Chabrol, a quien se entregará una Cámara de Oro, y el portugués Manoel de Oliveira, de quien se exhibe "Singularidades de uma rapariga loura", en la sección especial.

Puestos a hablar de menús, Kosslick se deshizo en explicaciones sobre el cine culinario, uno de los ciclos introducidos en el festival bajo su dirección, que exhibirá "Dieta Mediterránea", del español Joaquín Oristrell, y el documental "Food. Inc", de Robert Kenner.

El film de Kenner es exponente de la próxima crisis que Kosslick vaticina para el mundo, la de la industria alimenticia, "víctima de sus despropósitos". Puestos a resaltar la importancia del tema, el director de la Berlinale incluyó en su jurado a la cocinera estadounidense y "activista de la cocina" Alice Waters.

Gemma Casadevall