Público
Público

La Berlinale cierra un fin de semana protagonizado por 'Los Miserables'

Fueron destacables las ausencias de George Cloony y de Nina Hoss, protagonista de 'Gold', único film alemán en el festival

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esta siendo un fin de semana cargado de estrellas y sobre todo de mucho cine de calidad en la 63 edición de la Berlinale. Anne Hathaway y Hugh Jackman desfilaron por la alfombra roja berlinesa para presentar la adaptación del musical de Victor Hugo que cuenta con siete nominaciones a los Oscars.

'En Los Miserables experimenté hasta qué punto puede ser difícil y a la vez gratificante hacer un personaje tan complejo', dijo Hathaway recalcando el mensaje social del film, incluido dentro de este festival que se caracteriza por recoger películas con temas crudos y de actualidad.

La pareja compartió protagonismo con Amanda Seyfried, otra de las protagonistas de las últimas sesiones del Festival de Cine de Berlín, donde presentó el film Lovelace, que trata sobre la vida de la actriz porno conocida como Garganta Profund.

James Franco acompañó a Seyfried , conocida por su papel en Mamma Mía y en Los Miserables, y a todo el equipo de Lovelance que cuenta entre otros con Sharon Stone que pasará por la alfombra roja berlinesa para la gala Cinema of Peace. El actor californiano llega a la Berlinale  por partida triple, ya que protagoniza otras dos películas incluidas en el festival: Interior. Leather Bar y Maladies.

En este domingo, la Berlinale contará con representación española. La directora catalana Isabel Coixet presenta  en la capital alemana, arropada por Candela Peña y Javier Cámara, Ayer no termina nunca, 'una historia romántica' en el marco de la actual crisis económica.

Una de las ausencias más sonadas desde que comenzó el festival ha sido la de George Cloony que se encuentra en Berlín para el rodaje de The Monuments Men. 

Tampoco se ha podido ver a Nina Hoss, protagonista de Gold, único film alemán en el festival. La actriz no asistió al pase de la película ni a la cita posterior con la alfombra roja alegando estar enferma.

La Berlinale cierra hoy su tercera jornada con  la película argentina Deshonra,  filme debut de la cineasta Bárbara Sarasola-Day, con la que opta no sólo al premio a la mejor ópera prima, sino también a los Teddy, que distinguen películas de temática homosexual.

'Es un honor enorme y no me lo puedo creer. Uno cuando está haciendo su primera película en un punto fantasea con estar en un festival como este', dijo a Efe la cineasta, que reconoce la importancia y el 'superimpulso' que supone para su carrera 'arrancar en esta sección, en Panorama, en la Berlinale'.

El primer largometraje de Sarasola-Day, coproducido por Argentina, Colombia y Noruega, narra la relación triangular entre un matrimonio adulto que reside en una plantación de tabaco e intenta infructuosamente tener descendencia y un joven primo lejano de la mujer, que los visita tras salir de un centro de rehabilitación.

'Yo quería contar una historia de un matrimonio en crisis, quería contar la aparición de un primo lejano que uno apenas conoce y de repente uno puede sentir algo diferente que el lazo de parentesco', explicó la realizadora.