Público
Público

Berlusconi acude al Parlamento para explicar los cambios en su Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, comparece hoy en el Senado para explicar los últimos cambios en la composición de su Gobierno, lo que supone además su primera declaración parlamentaria tras las recientes derrotas en las elecciones municipales y los referendos.

La de hoy será la primera de las dos iniciativas de "verificación parlamentaria" de la mayoría conservadora en el Gobierno, ya que mañana está previsto que Berlusconi acuda de nuevo ante la Cámara de los Diputados.

Las comparecencias del primer ministro ante el Parlamento llegan después de que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, pidiera que ambas Cámaras abordaran los cambios en la composición de la mayoría gobernante que se han producido desde los comicios de 2008 y, sobre todo, tras el reciente nombramiento de nueve subsecretarios tránsfugas.

En el Senado está previsto la sesión tenga inicio a las 16.00 hora local (14.00 GMT) con una declaración de Berlusconi, que estará seguida por un debate.

Fuentes parlamentarias explicaron a Efe que, por el momento, no hay previsto ningún voto, algo que podría producirse si a última hora alguno de los grupos presentara una moción que debiera someterse a la aprobación de los senadores.

Según los medios italianos, la oposición se plantea la posibilidad de presentar una moción en la Cámara de los Diputados para el miércoles una vez que escuche la declaración sobre la composición y los planes de su Gobierno que ofrezca Berlusconi.

La comparecencia de Berlusconi en el Parlamento ha despertado gran interés en Italia, tanto por las derrotas sufridas en las elecciones municipales y en los cuatro referendos nacionales de los pasados 12 y 13 de junio, como por las exigencias que, tras esos varapalos políticos, le han planteado sus socios de Gobierno, la Liga Norte (LN).

El domingo, en un mitin, el líder de la LN, Umberto Bossi, expresó doce exigencias a Berlusconi, entre las que figuran una bajada de impuestos, la reducción del número de parlamentarios y el polémico traslado de ministerios al norte, petición que ha puesto en jaque al partido del primer ministro en Roma.