Público
Público

Berlusconi anuncia "momentos difíciles" y reformas "impopulares"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El próximo primer ministro italiano, Silvio Berluconi, dio hoy nuevas indicaciones sobre cómo será su Gobierno y ha advertido que habrá "momentos difíciles" y reformas con "contenidos impopulares".

"Habrá momentos difíciles y servirá una fuerte renovación para llevar a cabo las reformas necesarias, que tendrán incluso contenidos impopulares" porque "se cortarán los privilegios en la administración pública", dijo.

E insistió en esa cuestión al afirmar: "son recortes que deberán hacer las entidades públicas, tanto de los privilegios como del gasto de la administración".

Las advertencias de Berlusconi se produjeron en una rueda de prensa después de reunirse en Roma con sus aliados: el líder del derechista Alianza Nacional y "número dos" de la coalición "Pueblo de la Libertad", Gianfranco Fini, y los de la Liga Norte, Umberto Bossi, y el Movimiento para la Autonomía Alianza del Sur, Raffaele Lombardo.

Berlusconi repitió los principales rasgos de su futuro Gobierno, que ya comentó ayer en otra rueda de prensa y de nuevo volvió a tener palabras dirigidas a sus socios de la Liga Norte al hablar del federalismo.

La Liga, que ha logrado sus tres millones de votos sobre todo en las regiones más ricas de Italia, exige entre otros asuntos un federalismo fiscal para gestionar sus propios impuestos con lemas como "Menos impuestos para Roma, más dinero en la nómina".

Berlusconi dijo, no obstante, que el suyo será "un federalismo solidario y tendrá en cuenta todas las regiones, también las más atrasadas", por lo que precisó que diseñará una "fiscalidad que favorecerá regiones como Cerdeña y Sicilia", entre las más pobres de Italia.

También dijo que el Movimiento para la Autonomía tendrá, "como es lógico y justo", representación en su Gobierno.

Además, el magnate se comprometió a poner de nuevo en marcha el proyecto para construir un puente que conecte la isla con el continente a través del estrecho de Messina.

Luego dijo que no descarta seguir el "modelo Sarkozy" de "pescar" personalidades de la oposición para su futuro Ejecutivo, tal y como hizo el presidente francés.

Berlusconi entró en materia económica al hablar del Banco Central Europeo, del que dijo debería tener una "ampliación de sus funciones, con decisiones colectivas, más allá del control de la inflación".

Y en cuanto a la crítica situación de la aerolínea Alitalia, aseguró que ya tenía un lema publicitario para la compañía: "Yo amo Italia y vuelo con Alitalia".