Público
Público

Berlusconi se compromete ante la UE a cumplir las medidas anticrisis

El primer ministro italiano confía en obtener el apoyo de la oposición para aplicar las reformas económicas aplaudidas por los líderes del euro.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, confía en lograr el apoyo parlamentario necesario para sacar adelante su nuevo plan de reformas económicas con un calendario concreto de aplicación, como han reclamado los países del euro al Gobierno italiano.

'Hemos presentado un paquete de propuestas de reestructuración en varios sectores, destinados a mejorar nuestra coyuntura económica', dijo Berlusconi a la prensa al término de la cumbre extraordinaria de la Eurozona celebrada hoy en Bruselas, que se alargó hasta la madrugada.

El Gobierno italiano 'se encuentra ahora en la fase de precisiones finales', afirmó el primer ministro italiano.

En concreto, el plan de medidas 'tendrá que ser corroborado ahora con un elenco concreto de fechas de aplicación, que deberán ser aprobadas en el Parlamento italiano', señaló Berlusconi.

Preguntado sobre si el Parlamento italiano respaldará el plan y sus fechas de aplicación, Berlusconi afirmó que se trata de medidas 'que protegen los intereses de todas las partes, y sobre todo los intereses de la mayoría de los italianos y de Italia'.

El Gobierno italiano 'se encuentra ahora en la fase de precisiones finales'

Por ello, el primer ministro italiano confía en que la oposición 'también las apoye', y descartó que las medidas puedan generar una tensión social similar a la que provocaron en Grecia los programas de reforma.

El Ejecutivo italiano llegó el martes a un acuerdo 'in extremis' sobre las medidas que iba a presentar ante la UE, tras las grandes discrepancias entre la Liga Norte, socio en el Gobierno del partido de Berlusconi, que llevaron a que se especulara incluso con una posible caída del Gobierno.

Los líderes de la zona euro dieron hoy la bienvenida a los proyectos de reformas económicas presentados por Berlusconi, aunque pidieron una rápida definición de su futura implementación y que su aplicación se vigile desde Bruselas.

Entre las acciones concretas que saludan los gobiernos del euro figuran compromisos para reducir la deuda pública y la introducción en la Constitución del principio de equilibrio presupuestario en 2012.

Además, los líderes 'toman nota' del plan para aumentar la edad de jubilación a 67 años de aquí a 2026, pero recomiendan que el camino para conseguir este objetivo 'se defina para finales de año'.

Berlusconi admitió que si Italia no respeta estos compromisos, 'perderá su credibilidad' ante la UE, aunque señaló que este país 'mantendrá su promesa, como siempre ha hecho'.