Público
Público

Berlusconi convoca a sindicatos, los vuelos de Alitalia en duda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, convocó a sindicatos aéreos anegociaciones de emergencia el sábado por la noche, en un último esfuerzo para salvar a la aerolíneade bandera del colapso.

La aerolínea de bandera italiana Alitalia podría comenzar la cancelación de vuelos desde el lunes,porque está teniendo problemas para adquirir combustible y podría perder su licencia de operación sino logra sellar un acuerdo con los sindicatos para evitar un colapso total.

"Estamos conteniendo el aliento", dijo Berlusconi a periodistas que esperaban noticias fuera de suresidencia en Roma.

El ministro de Trabajo Maurizio Sacconi dijo a la agencia ANSA que había "un punto más allá del cualhablar es inútil y estamos cerca de eso".

Alguna vez símbolo de la Italia de pos guerra, Alitalia ha sufrido por años interferencias políticas,disputas laborales, crisis económicas y recientemente el alza en el precio de los combustibles, al igualque muchas otras aerolíneas del mundo.

Dejar que Alitalia colapse sería un enorme golpe político para Berlusconi, quien prometió a losvotantes que lo devolvieron al poder este año que utilizaría sus contactos de negocios para hallar uncomprador italiano para la aerolínea casi en bancarrota.

Los sindicatos rechazaron los términos de un consorcio de inversores italianos que hubierasignificado un recorte de miles de puestos laborales y bajos salarios, mientras que la aerolínea iba aser reducida, quitándole operaciones sin ingresos y sus deudas.

El comisionado de bancarrota de Italia, Augusto Fantozzi, ha dicho que la única alternativa del plande rescate es la liquidación. El sábado afirmó que la situación de Alitalia "iba en picado".

Cientos de empleados de la aerolínea que estaban realizando una ruidosa manifestación en elaeropuerto Fiumicino de Roma quedaron en silencio cuando un funcionario del sindicato leyó la noticiade que los aviones podrían no volar.

FRUSTRACION

Con las estrictas normas de la Unión Europea que prohiben la ayuda estatal a las aerolíneas, elGobierno, que aún mantiene el 49,9 por ciento de la compañía, tiene limitadas opciones.

El consorcio italiano, CAI, no ha retirado su oferta, pero afirmó que no haría concesiones adicionalesa los empleados.

/Por Robin Pomeroy y Alberto Sisto/.*.