Público
Público

Berlusconi cree que nadie en la UE puede dar lecciones a sus socios

Bruselas ve insuficiente la reforma de las pensiones y mete presión a Italia de cara al miércoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Italia se ha convertido en los últimos días en el objeto de la intranquilidad de la UE de cara a la cumbre del miércoles. Por ello, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se ha reunido este lunes de forma extraordinaria con sus ministros para abordar las nuevas reformas exigidas este domingo por las autoridades comunitarias y que debe presentar en la cumbre europea del próximo miércoles.

Entre ellas destaca una reforma de las pensiones que incluye la ampliación de la edad de jubilación hasta los 67 años, aunque la Comisión Europea ya le ha advertido de que ésta debería ir acompañada de otras reformas como la del mercado laboral y el ámbito judicial.

A esas presiones el primer ministro ha respondido atacando. Ha advertido de que 'nadie en la Unión Europea (UE) está en disposición de dar lecciones a sus socios comunitarios, ni de hablar en nombre de gobiernos electos o de los pueblos europeos'.

Mediante un comunicado, Il Cavaliere ha pedido confianza en la economía italiana y ha asegurado que llevará sus 'firmes posiciones' ante la crisis financiera a la próxima cumbre de la UE. 'Estamos haciendo algún tímido paso adelante hacia un Gobierno de la zona euro, pero queda aún mucho por hacer. La Alemania de Ángela Merkel es consciente de esto y su trabajo se acogerá a nuestra leal colaboración', indicó Berlusconi.

Desde Bruselas se ha urgido a Berlusconi a que ofrezca un calendario de aplicación de sus medidas en la cumbre del miércoles: 'Lo que la Comisión pide es una rápida adopción, seguida de una aplicación rigurosa, con calendario y compromisos claros, de las reformas para impulsar el crecimiento ya anunciadas por el Gobierno italiano. Esta (la de las pensiones) es sólo un ejemplo, pero hay otros ejemplos sobre el mercado laboral o la reforma judicial'.

No obstante, la Comisión Europea no ha querido precisar qué sucederá si Berlusconi no presenta este plan de medidas antes de la cumbre del miércoles. 'Las autoridades italianas están comprometidas con esta agenda de crecimiento', se ha limitado a señalar. 'Es importante tener claridad sobre todas estas medidas para los socios europeos de Italia y también para reforzar la confianza de los mercados', ha concluido.