Público
Público

Berlusconi culpa a los periódicos de la rebaja de calificación de S&P

La agencia de rating recalca que el plan de ajustes debe ir acompañado de medidas para fomentar el crecimiento económico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para Silvio Berlusconi, la decisión de la rebaja de la calificación de la deuda soberana anunciada esta madrugada por Standard & Poor's, es culpa de los periódicos. En un comunicado oficial, el Ejecutivo italiano, critica, además, que la agencia de rating haga un juicio de valor sobre la estabilidad de la coalición entre Il Cavaliere y Umberto Bossi y asegura que el plan de ajustes de 54.000 millones aprobado la semana pasada es suficiente para resistir a la crisis.

'Las valoraciones de Standard & Poor’s parecen sacadas más de los comentarios de los periódicos que de la realidad y están influenciadas por consideraciones políticas', critica Berlusconi, para quien 'el Gobierno ha obtenido siempre la confianza del Parlamento' y 'vale la pena recordar que Italia ha aprobado una serie de intervenciones que tienen como objetivo alcanzar al equilibrio presupuestario en 2013'.

La agencia respondió con un comunicado en el que insistió que sus valoraciones son 'apolíticas' y están 'basadas sobre un análisis detallado e independiente de las perspectivas económicas y fiscales de Italia'.

S&P rebajó la calificación de Italia de A+ a A con perspectiva negativa, lo que podría propiciar una revisión a la baja en tres meses, explicando que 'las perspectivas de crecimiento débil [...] probablemente limitarán la eficacia del programa de consolidación del presupuesto italiano'.

Es decir, que además de en los recortes ya aprobados, Italia debería centrarse en incentivar el crecimiento económico porque si no, 'la frágil coalición de Gobierno y las diferencias políticas en el Parlamento continuarán probablemente a limitar la capacidad del Ejecutivo para responder con decisión a un contexto macroeconómico interno y externo difícil'.

BCE, UE y hasta el presidente de la República han llamado al Gobierno a incentivar el crecimientoLa necesidad de que Italia se centre en crear medidas para conseguir que su economía crezca no son una idea de S&P. En los últimos meses insitituciones como el Banco Central Europeo o la Comisión Europea han aconsejado repetidamente a Italia de que los ajustes presupuestarios debían ir acompañados de medidas para el crecimiento.

Lo mismo han hecho tanto del presidente de la República, Giorgio Napolitano, como la presidenta de la patronal Confindustria, Emma Marcegaglia, quien la semana pasada volvió a decir que si Italia no reactiva su economía 'está en riesgo'.

Hoy, Marcegaglia ha exigido al Gobierno que empiece desde mañana a hacer 'reformas serias, fuertes e impopulares que provoquen una discontinuidad clara en los mercados o se vaya a casa'.

La líder de la patronal también ha advertido de que la imagen que proyecta Berlusconi y su ejecutivo en la esfera internacional no ayuda a las empresas: 'Somos un país serio y estamos cansados de que nos vean como un chiste, de que cada vez que vamos al extranjero a vender nuestros productos, nos reciban con una sonrisita, porque somos gente seria que quiere ser valorada por lo que hacemos, por nuestros productos'.  

la política no lo es menospromover un referéndum para la secesióncomo ayerenésimo escándalo sexual

Las conclusiones de S&P han provocado que la prima de riesgo italiana se disparara esta mañana de nuevo por encima colocando el diferencial entre los bonos italianos a diez años y los alemanes (que se toman como referencia por ser más estables) por encima de los 400 puntos básicos durante un par de horas. Después retrocedió hasta los 390 puntos básicos. 

Moody's criticó los recortes a los entes públicos en su último informe Pero sobre Italia pesa también la próxima decisión de la agencia de calificación Moody's, que el pasado viernes decidió darse un mes más para estudiar una posible rebaja. En su último informe, publicado el lunes, las expectativas no eran buenas ya que Moody's dedicó una página a criticar los recortes a los entes locales incluidos en el plan de ajuste.

Para esta agencia, los tijeretazos 'harán que las administraciones dediquen menos dinero al presupuesto de los servicios públicos y perjudicarán su capacidad de realizar inversiones de capital, lo que afectará negativamente al desarrollo económico del país'.

Ambas agencias están en el punto de mira de la Justicia italiana. El pasado mes de agosto la Fiscalía aceptó investigarlas por haber emitidos 'juicios falsos, infundados o al menos, imprudentes' sobre el sistema económico-financiero italiano. La investigación comenzó tras la denuncia de varias asociaciones de consumidores, que responsabilizaban a ambas agencias de los ataques especulativos en los mercados contra la deuda italiana. 

El 4 de agosto, los fiscales entraron en las oficinas de S&P y Moody's en Milán, incautándose de diversos documentos.