Público
Público

Berlusconi da ya por perdido el referéndum sobre la energía nuclear en Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dio hoy por perdido el referéndum sobre la vuelta a la energía nuclear que se ha celebrado en Italia el domingo y el lunes, horas antes, incluso, de que cerraran los colegios electorales.

"Italia probablemente, como consecuencia de una decisión que el pueblo italiano está tomando en estas horas, deberá decir adiós a la cuestión de las centrales nucleares y, por tanto, tendremos que comprometernos fuertemente en el sector de las energías renovables", indicó Berlusconi en una rueda de prensa en Roma al término de la cumbre ítalo-israelí, retransmitida en directo por televisión.

El jefe del Gobierno italiano compareció ante los medios acompañado del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, después de que ambos Ejecutivos firmaran ocho acuerdos de colaboración en diversas materias.

Entre esos asuntos, figura las energías renovables, ocasión que Berlusconi aprovechó para expresar su convencimiento de que la vuelta a la producción de la energía nuclear en Italia 24 años después de que fuera prohibida en otro referéndum tras la tragedia de Chernóbil finalmente no se producirá.

Las declaraciones del primer ministro se produjeron cuando aún quedaba una hora y media para el cierre a las 15.00 hora local (13.00 GMT) de los colegios electorales en los que más de 50 millones de italianos están llamados para votar sobre 4 referendos, entre ellos la vuelta a la energía nuclear promovida por el Gobierno.

El Ejecutivo da ya por hecho que en las cuatro consultas, que también votan sobre la privatización de la gestión del agua y sobre el último escudo judicial de Berlusconi, se alcanzará el quórum necesario (la mitad más uno de los electores) para que los resultados sean vinculantes.

Este lunes, al término de una visita a Varese (norte de Italia), el ministro del Interior, Roberto Maroni, indicó en declaraciones a los periodistas que las proyecciones de voto de las que dispone "hacen pensar que se alcanzará el quórum para los cuatro referendos", sin tener en cuenta, incluso, los sufragios enviados por los italianos residentes en el extranjero.