Público
Público

Berlusconi, dispuesto a convocar elecciones anticipadas

Lo haría en caso de que se disolviera la coalición de su partido con la Liga Norte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, está dispuesto a convocar elecciones anticipadas en el remoto caso de que se disolviera la coalición de Gobierno que su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), forma con la Liga Norte (LN).

Así lo afirma el mandatario en las declaraciones que ha hecho para el próximo libro de su amigo y popular periodista Bruno Vespa, titulado Donne di Cuori, del que hoy adelantan algunos extractos los medios de comunicación de Italia.

'Si alguna vez se produjera un cambio en la mayoría (de Gobierno), pero es una hipótesis que no existe, lo digo muy claro, sería inevitable el recurso a las elecciones anticipadas', dice Berlusconi en el libro.

'La alianza con la Liga es realmente sólida. No existe ningún problema en la designación de los candidatos a las elecciones regionales, porque presentaremos en todas las regiones del norte un billete que indicará un presidente del PDL y un vicepresidente de la Liga, y viceversa', añade.

Según el político, entre él y el líder de LN, Umberto Bossi, existe un 'pacto ya consolidado, fundado también en la amistad y el afecto', por lo que no existe 'ningún peligro de separación de la Liga'.

Actualmente el PDL cuenta con 270 de los 630 parlamentarios de la Cámara de los Diputados, mientras que la LN tiene 60, frente a los 215 de la mayor fuerza política opositora del país, el Partido Demócrata (PD).

Sobre posibles nuevas alianzas parlamentarias, el primer ministro italiano considera que el posicionamiento de la Unión de Democristianos de Centro (UDC) no puede ser sino del lado de la mayoría de centrodrecha gobernante.

'La UDC está con nosotros en el Partido Popular Europeo, que es la gran familia de la libertad y de la democracia en Europa.

En los otros países de la Unión (Europea) los partidos populares no se alían con la izquierda, no están dispuestos a aliarse con una parte o con la otra', incide Berlusconi en el libro.

'Esto sucede, incluso, en países en los que existe una verdadera izquierda socialdemócrata y reformista, a diferencia de la que tenemos en Italia que ha cambiado varias veces el nombre, de Partido Comunista a Partido Demócrata, pero no ha renegado de sus raíces y nunca ha cambiado sustancialmente su política', añade.

En la entrevista con Vespa, el primer ministro lanza el guante al nuevo líder del PD, Pierluigi Bersani, para que se sienten a dialogar sobre la reforma de la Justicia del país.