Público
Público

Berlusconi expresó su "envidia" por la deuda "muy, muy limitada" de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, expresó hoy su "envidia" hacia el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, por la deuda pública de España que, según el mandatario italiano, es "muy, muy limitada".

En la rueda de prensa conjunta posterior a la reunión que mantuvieron en Roma los jefes del Ejecutivo de Italia y España, Berlusconi manifestó además la "gran confianza" con la que su país mira a la economía española.

"En lo que nos respecta, nosotros miramos con gran confianza a España, a la gestión de la economía española, a datos que emergen y que deben partir de la consideración de que España tiene una deuda pública muy, muy limitada, sólo del 53 por ciento" del Producto Interior Bruto (PIB), dijo el primer ministro italiano.

Ésta "es una condición muy distinta, desafortunadamente, de la condición italiana, que tiene una deuda pública del 115 por ciento, por tanto, más del doble que España. Y, por tanto, existe toda mi envidia hacia Zapatero y su Gobierno", añadió.

Ambos mandatarios mantuvieron hoy en la capital italiana un encuentro preparatorio para el Consejo Europeo, que se celebrará el próximo 17 de junio, en Bruselas, bajo la presidencia española de la UE.

En esa cita, Berlusconi y Zapatero apostaron por un refuerzo del Gobierno económico de la Unión Europea (UE) para fortalecer al euro de los ataques especulativos y abordaron además la situación de la relación económica entre sus dos países.

"Nuestra amistad e intercambio ha seguido siendo muy positivo. Nosotros (Italia) somos los terceros clientes de España en lo que respecta al intercambio comercial y continuamos en esta dirección con un país amigo, al que nos dirigimos con gran simpatía y gran estima", comentó el primer ministro italiano.

Tras la comparecencia conjunta, de la que Berlusconi se marchó dejando solo a Zapatero ante los medios, el presidente del Gobierno español abordó además la reforma laboral en España, después del fracaso de esta madrugada de las negociaciones entre sindicatos y empresarios.

Zapatero apeló a la responsabilidad de los partidos políticos de España para conseguir la mayoría necesaria en el Parlamento para aprobar la reforma laboral que mañana su Ejecutivo presentará ante los interlocutores sociales.

"Tenemos que hacer la reforma laboral, va a ser una reforma laboral sustancial, para nuestro mercado laboral. Confío en que va a tener un amplio respaldo en el Parlamento. Sabemos lo que hay en juego y lo saben el resto de formaciones políticas", dijo Zapatero, quien indicó que esta iniciativa será para "muchos años".

"Queremos un modelo en el que la contratación indefinida sea la norma frente contratación temporal. Queremos reducir el esfuerzo en el coste del despido, sin que los trabajadores pierdan derechos y queremos hacer un cambio en la flexibilidad interna de la empresa", añadió.