Público
Público

Berlusconi se querella contra el diario La Repubblica por difamación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se ha querellado contra el diario La Repubblica por "difamación" en artículos sobre su vida privada y por diez preguntas al presidente del Consejo sobre sus relaciones con la joven Noemi Letizia, prostitutas y uso de aviones oficiales, entre otras.

Según informa el propio periódico, Berlusconi pide un resarcimiento de un millón de euros al grupo L'Espresso al que pertenece La Repubblica, que desde hace dos meses publica periódicamente diez preguntas sobre la vida privada de Berlusconi.

Las preguntas de La Repubblica inquieren cuándo conoció Berlusconi a Noemi Letizia, la joven de 18 años y a cuyo cumpleaños asistió en Nápoles y desencadenó la petición de divorcio de su mujer, Veronica Lario.

También pregunta sobre las jóvenes que le llaman "papi" a las que recompensa con candidaturas electorales, sobre prostitutas, "vuelos de Estado" con aviones que supuestamente trasladaban a las chicas a sus residencias privadas, si hay contradicciones entre su política sobre la familia y su actuación privada o visto todo ello, cuáles son "sus condiciones de salud", entre otras.

A dichas preguntas jamás ha contestado Berlusconi quien, según la querella presentada el pasado 24 de agosto, las considera "difamatorias y no persiguen obtener una respuesta del destinatario sino insinuar al lector la idea de que la persona interrogada rechaza responder" y son presentadas como si fuesen "circunstancias verdaderas, una realidad de hecho inexistente".

La decisión del primer ministro ha provocado las críticas entre las filas de la oposición entre las que destaca las del secretario general del Partido Demócrata (PD), Dario Franceschini, que ha tachado de "increíble" la actuación del mandatario y que ha asegurado que "nos encontramos con una estrategia de intimidación contra un periódico, contra la oposición y contra cualquiera que defienda los principios de un país libre".

Por su parte, el director de La Repubblica ha comentado en un editorial que Berlusconi "ha decidido llevar ante los Tribunales las diez preguntas para pedir a los jueces que las interrumpan de modo que no sea posible pedirle cuentas sobre asuntos que no ha sabido esclarecer".