Público
Público

Berlusconi intenta reunir a la derecha italiana, mientras la izquierda se "divorcia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Gobierno y líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, ha comenzado su estrategia para mantener unida la derecha ante las elecciones del 13 y 14 de abril, mientras que la izquierda oficializó hoy su divorcio amistoso.

Dos días después de que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, convocase elecciones anticipadas, el panorama político de Italia comienza a ofrecer algunas importantes novedades respecto a las últimos comicios.

Berlusconi certificó hoy el fallecimiento de su antigua coalición de centroderecha, al anunciar que para las votaciones de abril su partido se presentará, junto a la derechista Alianza Nacional, en una lista única, cuyo símbolo será el "Pueblo de la Libertad" (PDL).

Según el magnate de la comunicación, con el PDL se federará uno de sus actuales aliados, la Liga Norte, aunque no formará parte como tal del partido, ya que "es una formación territorial radicada en una parte del norte" del país.

Por su parte, el partido La Destra, de Francesco Storace, nacido de un cisma en Alianza Nacional, tiene intenciones de adherirse al proyecto de Berlusconi, según los medios de comunicación italianos.

Sin embargo, de este proyecto se ha desmarcado por el momento, otro de los socios de Berlusconi, los democristianos de la Unión de Demócratas Cristianos y de Centro (UDC), que explicaron que se presentarán en solitario a los comicios.

La posición de la UDC hace pronosticar que surgirá un nuevo grupo centrista, formado por los partidos que han abandonado las fallidas coaliciones de centroderecha y centroizquierda.

Pero el líder de la UDC, Pier Ferdinando Casini, ha anunciado ya en otras ocasiones el alejamiento del centroderecha para después regresar a casa "como el hijo pródigo", metáfora que utilizó el mismo Berlusconi.

Lo que es seguro es el divorcio, aunque amistoso, entre las fuerzas del centroizquierda que formaban la coalición La Unión, que ganó las pasadas elecciones.

El recién nacido Partido Demócrata (PD) -formado por las dos principales fuerzas que dieron vida a La Unión, los Demócratas de Izquierda (DS, progresistas) y la Margarita (centristas)- reafirmó hoy que se presentará solo a las elecciones.

En la reunión que mantuvo hoy el líder del PD, Walter Veltroni, con los líderes de los partidos de la izquierda se decidió que "no habrá acuerdos políticos ni técnicos" antes de los comicios, como explicó el secretario de Izquierda Demócrata, Fabio Mussi.

Mussi anunció que desde hoy en el panorama político italiano hay dos novedades: el PD y la llamada "Izquierda, el Arco iris", el movimiento que reúne a Refundación Comunista, Comunistas Italianos, Izquierda Demócrata y los Verdes.

Tras la ruptura, a Veltroni le ha surgido un nuevo adversario, además del ya conocido Berlusconi, pues el líder de "El Arco iris" será el ex presidente de la Cámara de Diputados Fausto Bertinoti, que podría conseguir el 10% de los votos, según aseguran los miembros de la nueva formación.