Público
Público

Berlusconi se somete hoy en el Senado italiano a una cuestión de confianza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, como requiere la praxis, se someterá hoy en el Senado a una cuestión de confianza tras haberla ya superado en la Cámara de los Diputados, pero con el decisivo apoyo de los seguidores de su ex aliado Gianfranco Fini.

Al igual que ayer, Berlusconi comparecerá ante la Cámara Alta para explicar en un discurso los cinco puntos del programa de Gobierno que consideran prioritarios en esta legislatura y por la tarde, a las 19.00 hora local (17.00 GMT), se procederá al voto.

Berlusconi se ha visto obligado a pedir la cuestión de confianza tras la ruptura con su socio Gianfranco Fini, quien ha creado un movimiento parlamentario, Futuro y Libertad, que cuenta con 35 diputados y 10 senadores.

Al contrario de ayer en el Congreso, el voto en el Senado no presenta algún problema para el Ejecutivo de Berlusconi, ya que para superar la moción necesita 161 votos, que corresponden exactamente a los 135 senadores de su partido, Pueblo de la Libertad (PDL), y los 26 de sus aliados de la Liga Norte.

Además, como ya ocurrió ayer votarán a favor los 10 senadores de Futuro y Libertad y los del partido de Sicilia Movimiento para la Autonomía (MPA), así como otros parlamentarios englobados en el Grupo Mixto.

La atención se centra en el discurso que pronunciará Berlusconi para saber si hace referencia a la situación en la que ha quedado su Gobierno tras el voto de ayer, donde el apoyo de los seguidores de Fini y del MPA se reveló decisivo para la futura supervivencia de su Ejecutivo.

Sin estos votos, Berlusconi no habría conseguido la confianza por lo que los diputados tanto del grupo de Fini como del MPA serán decisivos en el futuro para aprobar o denegar cualquier iniciativa del Gobierno.

Tras el ajustado resultado, el líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, ya hizo notar que los números con los que cuenta el Gobierno "son limitados" e insistió, como lleva haciendo desde hace semanas, que sería mejor seguir la línea recta de las elecciones anticipadas.