Público
Público

Berlusconi vio venir su agresión

El subsecretario de Presidencia confiesa que antes del mitin 'Il Cavaliere' le dijo que había mucha tensión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Berlusconi era consciente de que la agresión que sufrió ayer podía pasar. El subsecretario de la presidencia del Gobierno italiano, Paolo Bonaiuti, afirmó hoy que antes de llegar al acto en Milán, el primer ministro, le confesó su miedo a que le sucediese algo.

'Paolo, ¿no siente la tensión?, qué clima de violencia, qué espiral de odio nos rodea. ¿No piensas que puede pasar algo?', dijo Berlusconi ayer, según explicó Bonaiuti durante una intervención telefónica en el programa televisivo de Canale5 'Mattino5'.

Bonaiuti, que ejerce como portavoz de Berlusconi, consideró que 'el clima de odio 'ha, de alguna manera, favorecido la agresión de ayer'.

Berlusconi, que ha pasado la noche en un hospital y se encuentra estable, resultó herido ayer cuando un hombre le golpeó con una estatuilla tras un mitin en la Plaza del Duomo de Milán.

'El presidente está muy mal por lo que ha sucedido. Es una persona muy sensible y en el coche, mientras viajábamos desde Arcore (su residencia en Milán) al acto de Plaza del Duomo, me preguntaba si creía qué podía pasar algo visto la espiral de odio. Había previsto todo lo que después le ha pasado', afirmó el portavoz.

Bonaiuti añadió que en el cama del hospital San Raffaele, donde está ingresado, Berlusconi le instó a referir a los ministros 'las preocupaciones que había expresado durante el viaje en coche'. Según Bonaiuti, 'el problema de fondo' de este clima se basa en 'las relaciones entre la mayoría y la oposición' y añadió que es necesario 'crear un diálogo para vernos como adversarios y no como enemigos'.

Berlusconi, tras ser agredido ayer en Milán. AFP

Asimismo, criticó al Partido Demócrata (PD) por su alianza con el líder de la formación Italia de los Valores (ITV), el ex magistrado Antonio Di Pietro, cuyas declaraciones han sido duramente criticadas por los miembros del Gobierno.

'Una izquierda europea y reformista no puede aliarse con uno como Di Pietro, con su lenguaje extremista, vulgar y basto', agregó. Di Pietro condenó la agresión a Berlusconi, pero añadió que el primer ministro con su comportamiento y con su actitud instiga la violencia.

Bonaiuti también explicó que las últimas acusaciones a Berlusconi por parte de ex mafiosos también han hecho aumentar el clima de odio.

Por otra parte, la familia del agresor, Massimo Tartaglia, de 42 años, confirmó que recibe tratamiento desde hace diez años por sus problemas mentales y que no está afiliado a ningún partido político.