Público
Público

Berlusconi vuelve a juicio por corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, vuelve a juicio el viernes, en esta ocasión por corrupción, mientras en otro caso no relacionado, un antiguo mafioso convertido en testigo protegido podría intentar relacionarle con la Cosa Nostra, algo que él niega.

El político y empresario de 73 años sostiene que tribunales tendenciosos están haciendo falsas acusaciones para intentar acabar con su gobierno, que lleva 19 meses en el poder y es el tercero que encabeza desde 1994, así como atacar su imperio mediático Mediaset.

Berlusconi ha sido privado de la inmunidad judicial, lo que permite la reanudación del juicio el viernes en el que está acusado de sobornar al abogado británico David Mills con 600.000 dólares (casi 400.000 euros) en 1997 para que retuviera pruebas sobre sus gestiones empresariales.

En otro tribunal, este en Turín, está teniendo lugar la apelación de Marcello Dell'Utri, un empresario siciliano asociado políticamente con Berlusconi, en un caso sobre la mafia en el que el primer ministro no está implicado directamente.

Berlusconi dice que el testimonio de un informante de la mafia de que tanto Dell'Utri como él estuvieron relacionados con una campaña de atentados de la Cosa Nostra llevada a cabo en 1993 es infundado y ha amenazado con demandar a los medios que han publicado que está siendo investigado y que la mafia tenía una participación en su negocio.

Un tribunal que ha reabierto la investigación sobre los atentados en Roma, Milán y Florencia ha dicho que el primer ministro no está siendo investigado.

Dell'Utri, senador del partido Pueblo de la Libertad (PPL) de Berlusconi, ha apelado su condena por asociación con la mafia, por la que ha sido condenado a nueve años de cárcel.

Un tribunal siciliano se desplazó a Turín para tomar declaración a Gaspare Spatuzza, un pistolero condenado que ahora es un testigo protegido.

Spatuzza ya ha dicho a los jueces, en un testimonio publicado por medios de comunicación y confirmado por fuentes judiciales, que un jefe mafioso que está cumpliendo cadena perpetua por el atentado de Florencia le mencionó los nombres de Berlusconi y Dell'Utri en relación con los atentados.

Dell'Utri fue a Turín para escuchar lo que calificó en un diario de "una obra de teatro ofensiva" y aseguró estar muy tranquilo.

"Es todo falso. Y por supuesto, Berlusconi también está muy tranquilo sobre esto. Teme más a su mujer que a Spatuzza", bromeó al respecto del actual proceso de divorcio del primer ministro.

Cinco personas murieron en el atentado en Florencia, que según los fiscales fue parte de una fallida campaña de la mafia para obligar al Estado a relajar el duro régimen carcelario de los mafiosos condenados.

El Gobierno de Berlusconi presume de haber arrestado una media de ocho mafiosos al día y hasta ahora ha confiscado unas 10.000 propiedades de la mafia por valor de 5.300 millones de euros.

RETRASO

En cuanto al caso de Mills, el abogado ya fue condenado en febrero por aceptar un soborno, y sentenciado a cuatro años y medio, pendiente de apelación.

Berlusconi también está siendo juzgado por fraude fiscal y falsedad contable en la compra de derechos mediáticos por parte de Mediaset. Según los fiscales, pagó un precio inflado a firmas en el extranjero controladas por el primer ministro.

Berlusconi se ha mostrado confiado de ser declarado inocente en ambos casos, pero seguiría en el cargo aunque fuera condenado. Ha dicho que querría estar en el tribunal, pero que sus obligaciones se lo impiden. Ello podría obligar a establecer una nueva fecha para la vista.

Si se retrasan demasiado, los cargos podrían expiran según la legislación italiana, como ocurrió en otro caso en el que una de sus empresas fue multada con 750 millones de euros por sobornar a un juez, pero los cargos penales contra él habían expirado.