Público
Público

Berlusconi y Monti celebran una comida de trabajo en Roma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, invitó hoy a una comida de trabajo en la sede oficial de la presidencia del Ejecutivo al senador vitalicio Mario Monti, que se perfila como el principal candidato a sustituirle al frente de un posible Gobierno técnico, tras la esperada dimisión del mandatario.

La iniciativa partió del propio Berlusconi, tal y como asegura una nota difundida en la página del Senado de la República.

Según los medios de comunicación italianos, durante el almuerzo, en el que también participarán el secretario general del partido gubernamental Pueblo de la Libertad (PDL), Angelino Alfano, y el subsecretario de la presidencia, Gianni Letta, se abordará la situación política y la posible formación de un Ejecutivo técnico de transición.

Asimismo, señalaron que Berlusconi condicionará su apoyo a Monti para liderar ese Ejecutivo a que su brazo derecho, el propio Letta, forme parte del mismo.

Este almuerzo llega en un momento de tensión en el seno del PDL, dividido sobre su apoyo a un Gobierno técnico dirigido por Monti, y pocas horas antes de que la Cámara de los Diputados vote la Ley de Presupuestos para 2012, tras la que se espera la formalización de la dimisión del primer ministro.

La división en el seno del PDL cobró fuerza en las últimas horas, después de que Berlusconi abriera la puerta el pasado jueves a un Gobierno técnico durante una reunión con los senadores de su partido en la que aseguró que la presión de los mercados sobre Italia no permitía esperar meses para adoptar medidas.

Berlusconi señaló que la decisión final pertenecía al PDL, y así, mientras algunos de sus líderes apoyan a Monti como futuro presidente del Gobierno, otros se decantan para ese puesto por el actual secretario general del partido, Alfano, señalado en varias ocasiones por el mandatario como su sucesor.

Otra de las alternativas que plantean es la del economista y exjefe del Gobierno entre 1995 y 1996, Lamberto Dini, que además agradaría a la Liga Norte, socio gubernamental de Berlusconi y que hasta ahora había mantenido que las elecciones eran la única vía posible tras la marcha de su aliado.

Por otro lado, según el diario "La Stampa", Berlusconi habría expresado a sus colaboradores su malestar por la evolución de la situación.

"Puedo aceptar todo, pero no el ser humillado antes de que haya dimitido con que se abran consultas con los portavoces", habría dicho Berlusconi, según el diario, en referencia a la actuación del presidente de la República Giorgio Napolitano, verdadero artífice la transición política.

Antes de reunirse con Berlusconi, Monti se entrevistó con el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi y con el líder del principal partido de la oposición, el Partido Demócrata, Pierluigi Bersani.

Precisamente, Bersani ha sido uno de los políticos que han mostrado su apoyo desde el principio a la formación de un Gobierno de Monti, al igual que lo ha hecho el llamado Tercer Polo, que agrupa a tres partidos de la oposición de centroderecha.