Público
Público

Bermejo cree que la religiosidad de Dívar no se debe computar en su profesionalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, cree que no se deben computar las convicciones religiosas de Carlos Dívar, que podría ser elegido hoy presidente del Consejo General del Poder Judicial, a la hora de calificar su ejercicio profesional ya que es un ejemplo de neutralidad entre los jueces.

Así se ha pronunciado el ministro, en una entrevista en la Ser, donde ha sido preguntado por la figura de Carlos Dívar y por sus convicciones religiosas, además de por la futura renovación del Tribunal Constitucional.

Fernández Bermejo destacó la "larguísima trayectoria como juez" de Carlos Dívar, por su prudencia, discreción y por su ejercicio de "neutralidad permanente".

El titular de Justicia está convencido de que Dívar "es un ejemplo para todos los jueces en el ejercicio de dejar fuera del despacho convicciones personales" y además "ha hecho gala de ello".

Bermejo cree no se le deben computar a Dívar sus convicciones religiosas, al igual que le gustaría que no se hiciera respecto a él por su laicidad.

"Creo que no se me debe computar a la hora de mi ejercicio profesional y político, y con Dívar hay que hacer lo mismo, porque ha aplicado la ley con esa imparcialidad que es necesaria", ha insistido Bermejo, quien ha sostenido que el magistrado es una "opción intachable", que introduce "un factor de neutralidad" que va a venir muy bien dentro del Consejo".

Sobre el hecho de que el PP haya propuesto para magistrados del Tribunal Constitucional en varios Parlamentos autonómicos a Enrique López, hasta ahora portavoz del CGPJ, y a Francisco José Hernando, hasta ahora presidente del Supremo y del órgano de gobierno de los jueces, el ministro ha dicho que sería bueno cumplir el espíritu de la ley, que es ampliar el abanico de la oferta.

Además, Bermejo ha incidido en la importancia de "afinar bien el perfil de los candidatos y tomar en consideración su trayectoria porque, en su opinión, tienen que ser personas de "enorme competencia".

Por ello, el ministro ha considerado necesario que las posiciones políticas que hayan sostenido los candidatos sean compatibles con la neutralidad que debe haber en un Tribunal Constitucional para evitar posibles recusaciones.

Por último, en este sentido, el ministro ha reconocido que siempre existe el temor de que la elección pueda quedar bloqueada.