Público
Público

Bernanke pide cautela ante la incipiente recuperación económica en EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, reconoció hoy que los últimos indicadores apuntan a una incipiente recuperación económica del EE.UU., pero advirtió que es demasiado pronto para echar las campanas al vuelo.

"Todavía nos queda mucho camino por recorrer antes de que podamos afirmar que la recuperación se puede sostener por sí misma", dijo el responsable de la política monetaria de EE.UU. en una conferencia en el Club Económico de Washington.

Bernanke reconoció que, según los últimos indicadores, EE.UU. ha comenzado a salir ya de la recesión que se inició en diciembre de 2007, y que calificó como la peor desde la Gran Depresión de los años 1930.

En el último trimestre la economía creció por primera vez en un año a una tasa anualizada de 2,8 por ciento, y el desempleo cayó en noviembre levemente, hasta el diez por ciento.

En su discurso, el presidente de la Fed dijo que, en su opinión, la recuperación continuará el próximo año, pese a la debilidad del mercado laboral, que ha generado durante la crisis tasas de desempleo desconocidas en el último cuarto de siglo.

"Una de las cuestiones de mayor incertidumbre para los economistas -explicó- es si la recuperación económica será lo suficientemente fuerte como para crear empleos y reducir la tasa de paro". "

Mi apuesta es que seguiremos viendo un crecimiento económico modesto el próximo año, suficiente para reducir la tasa de desempleo, aunque a un ritmo menor del que nos gustaría", dijo.

Una vez la recuperación esté asentada, el banco central estadounidenses estará preparado para retirar el paquete masivo de estímulo que lanzó durante la crisis y que puede llegar a suponer una amenaza para la inflación.

En los mercados, una de las principales preguntas que se hacen los operadores es cuándo estará preparada la Reserva Federal para encarecer el precio oficial del dinero, que se encuentra en estos momentos entre el 0 y el 0,25 por ciento.

El viernes pasado, tras conocerse la reducción de la tasa de desempleo en dos décimas, los operadores apostaban a un 70 por ciento de posibilidades de que la Fed subiría los tipos al 0,5 por ciento en la reunión de junio próximo.

Pero el jefe de la máxima autoridad monetaria de EE.UU. quiso ser cauto sobre esta posibilidad, dado que una subida precipitada de los tipos de interés, aunque fuera beneficiosa para contener la inflación, podría dañar la recuperación económica.

"La Fed está comprometida con el objetivo de mantener una inflación baja y así lo hará. Sin embargo, la inflación parece que va a seguir bajo control durante un tiempo", señaló.

Entre los factores que hay que vigilar en estos momentos está el mercado laboral que, aunque no destruye empleos al ritmo de principios de año, sigue estando débil, dijo Bernanke.

Otro tema preocupante es el consumo, que no acaba de despegar por las incertidumbres de las familias ante la posibilidad de perder el puesto de trabajo y de no contar con acceso a la financiación bancaria.