Público
Público

Bernanke y Geithner acuden al Congreso para defender el plan de rescate financiero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, comparecen hoy en sendas audiencias ante el Congreso para explicar la propuesta presupuestaria del Gobierno y para defender el plan de rescate financiero.

Bernanke acudirá a una audiencia del Comité de Presupuestos del Senado para analizar "los retos económicos y presupuestarios" de Estados Unidos a corto y largo plazo, una semana después de que éste indicara que la clave para la economía será estabilizar primero al sistema financiero.

Por su parte, Geithner comparecerá ante el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes para explicar el alcance de la propuesta presupuestaria para el año fiscal 2010 que entregó el presidente Barack Obama al Congreso la semana pasada.

Al programar la audiencia, el presidente de ese Comité, el demócrata Charles Rangel, dijo que la propuesta presupuestaria para el año fiscal que comienza en octubre próximo "presenta una oportunidad para trabajar juntos, para encauzar la política fiscal en un nuevo rumbo y para buscar soluciones bipartidistas para los retos económicos que afrontan las familias estadounidenses".

En paralelo, el director de la Oficina de Gestión de Presupuestos de la Casa Blanca, Peter Orszag, también hará una presentación del paquete presupuestario en el Comité de Presupuesto de la Cámara Baja.

Se prevé que, entre otros temas, tanto Bernanke como Geithner expliquen los detalles de un plan de reestructuración de la ayuda del Gobierno federal de la aseguradora American International Group (AIG) para estabilizarla mediante una inyección adicional de 30.000 millones de dólares.

El monto, que supone el cuarto rescate para AIG, provendrá del plan de rescate financiero que aprobó el Congreso.

El Gobierno de Washington ya ha invertido en AIG 150.000 millones de dólares, con lo que ha podido lograr el control del 80 por ciento de la aseguradora.

Durante una rueda de prensa el lunes, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que, según el Departamento del Tesoro, sería inaceptable quedarse de brazos cruzados ante la crisis que afronta AIG y que la pone al borde del colapso.

Preguntado sobre la posibilidad de que el Gobierno siga liberando dinero para AIG en el futuro, Gibbs dijo que el Departamento del Tesoro está evaluando la salud de las instituciones bancarias y que el presidente Obama tomará los pasos que sean necesarios para evitar una catástrofe económica.