Público
Público

Betancourt recibe el premio con "inmensa emoción, respeto y humildad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ex rehén de las FARC Ingrid Betancourt recibió hoy con "inmensa emoción", "mucho respeto" y "humildad" la concesión del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, en nombre de sus antiguos compañeros de cautiverio, vivos y muertos.

Tras afirmar que no se merece "semejante distinción", indicó que ve en "este maravilloso suceso un feliz presagio para quien sí la merece, mi amada Patria, Colombia, sedienta de Concordia y Paz", afirmó Betancourt en un comunicado.

En esta nota difundida en París por la Federación Internacional de Comités Ingrid Betancourt (FICIP), la ex candidata a la presidencia de Colombia indicó que quisiera que el premio "aliviara la tristeza" de las familias de sus compañeros de cautiverio que murieron en la selva "como reconocimiento a su gran sacrificio".

La ex rehén colombo-francesa mencionó a Guillermo Gaviria, Gilberto Echeverri, los 11 diputados del Valle del Cauca, y el Mayor Guevara.

"Sé que España siempre ha estado con nosotros, en los momentos de terrible dolor y en momentos como éste, de extraordinaria alegría", recalcó Betancourt, que fue liberada el pasado 2 de julio después de más de seis años en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

España es uno de los tres países, junto a Francia y Suiza, que integraban el grupo de Estados "facilitadores", que durante años trataron de promover negociaciones entre el Gobierno de Colombia y las FARC para un acuerdo que permitiera la liberación de los rehenes.

Betancourt y otros 14 cautivos fueron liberados en julio en una operación del Ejército colombiano.

En el comunicado, la ex rehén dio las "gracias a Dios", al que pidió que la guíe para "poder responder con altura y sabiduría a las oportunidades que se abren para servir a los que sufren y ser la voz de quienes no pueden expresarse".

"Me atrevo" a recibir el premio "en nombre de mis compañeros secuestrados, aquellos que están esperando su turno para la libertad", y "con mucho amor en nombre de mis compañeros que no volverán, aquellos que murieron en la selva", afirmó Betancourt.