Público
Público

Los Betancourt y Consuelo González piden un acuerdo para evitar la muerte de los rehenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los familiares de Ingrid Betancourt y la ex senadora colombiana Consuelo González pidieron hoy al Gobierno de Álvaro Uribe y a la guerrilla de las FARC un acuerdo humanitario para evitar lo que considera peligro de muerte de los rehenes.

La solicitud fue hecha durante una rueda de prensa en París a la que asistieron el ex marido de Betancourt, Fabrice Delloye, su hijo Lorenzo, Consuelo González y Alexander Sanchez Perez, sobrino de uno de los cuatro rehenes liberados ayer, Luis Eladio Pérez Bonilla.

Las FARC pusieron ayer en libertad a los ex parlamentarios Pérez Bonilla, Gloria Polanco de Lozada, Orlando Beltrán Cuéllar y Jorge Eduardo Gechem, secuestrados desde hace más de seis años y que han dado detalles del cautiverio y de la penosa situación de otros rehenes, como Ingrid Betancourt.

Delloye dijo que la situación es de "urgencia absoluta" porque las condiciones en que viven los rehenes de la guerrilla son "terroríficas" y hacen que "estén muriéndose".

De su ex esposa recordó que en el pasado tuvo una hepatitis que ha vuelto a manifestarse con más fuerza y constató que "ella sabe que será la última en salir" del cautiverio.

Consuelo González, que fue liberada junto a Clara Rojas el 10 de enero tras casi seis años y medio de secuestro, insistió en que desde el momento en que pudo hacer las primeras declaraciones en libertad aseguró que sus compañeros tenían una salud "crítica", con un "deterioro gravísimo" físico y mental.

"Sin una actuación inmediata no podrán resistir. Es una carrera contra la muerte", señaló González.

La ex senadora abogó por la desmilitarización de las provincias de Florida y Pradera para permitir un diálogo humanitario entre representantes del Gobierno y la guerrilla que culmine en la liberación de los cerca de cuarenta rehenes a cambio de activistas de las FAR encarcelados.

Consuelo González se emocionó al apelar directamente a la humanidad de Álvaro Uribe para que consienta en llevar a cabo ese diálogo.

"Señor presidente, por favor, demos la mano (a los rehenes). No permitamos que no puedan resistir", dijo entre sollozos.

Fabrice Delloye leyó un texto suscrito por sus hijos Mélanie y Lorenzo y por el actual marido de Betancourt, Juan Carlos Lecompte, en el que expresan su satisfacción por la liberación de los cuatro ex parlamentarios y agradecen la "constancia" en las gestiones de los presidentes francés, Nicolas Sarkozy y venezolano, Hugo Chávez, y de la senadora colombiana Piedad Córdoba.

Expresan su rechazo a los métodos de las FARC para justificar su combate y les hacen responsables de la vida de los rehenes en su poder, aunque apuntan que las dos tandas de liberaciones son un gesto que indica su apertura al diálogo para un acuerdo humanitario.