Público
Público

La Biblioteca Británica pierde 9.000 libros

Entre los títulos extraviados, una primera edición de El retrato de Dorian Gray

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 9.000 libros de las estanterías de la Biblioteca Británica se han extraviado. Faltan primeras ediciones, manuales renacentistas y otras joyas bibliográficas que se han perdido en la sede londinense de la principal institución bibliotecaria del Reino Unido. Entre los títulos desaparecidos, según publicó ayer el diario The Guardian, destaca De la Usuria Legal e Ilegal de los Cristianos, un manual sobre la usura del teólogo alemán del siglo XVI Wolfang Musculus, valorado en unos 22.000 euros.

También se echan en falta una Carta de Astrología publicada en 1555, y ejemplares claves de la literatura británica, como una edición ilustrada de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, y una primera edición de El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde.

La Biblioteca Británica no da por robados ni definitivamente perdidos los 9.000 libros. Simplemente no los localiza en los 650 kilómetros de estanterías de su edificio de St. Pancras. La novela de Wilde, por ejemplo, ya llevaba en paradero desconocido desde 1961. Y la Carta sobre Astrología, del filósofo judío cordobés Maimónides, se echa en falta desde 1977.

The Guardian se acogió a la ley de Libertad de Información para solicitar la lista de títulos desaparecidos. O de documentos 'no localizados en su posición correcta', según recalcó ayer la institución en un comunicado. 'Es un excepcionalmente activo fondo documental de trabajo y el error humano no se puede eliminar completamente', añade la nota.

El problema, según anunciaron, es que los textos no están colocados en la ubicación que corresponde a sus respectivas catalogaciones. Los bibliotecarios han podido colocar en posiciones erróneas los libros perdidos, y es posible que las etiquetas se haya desprendido de algunos tomos.

La Biblioteca Británica contiene 150 millones de documentos, incluidos más de 14 millones de libros, 54 millones de patentes y 3 millones de soportes sonoros. Cada día, mueve más de 3.5 millones de objetos desde las estanterías a las salas de lectura. Y la institución defiende que revisa periódicamente todos sus objetos. 'Nuestros procedimientos de seguridad se revisan continuamente', insistió ayer la institución.

Condenas por robo

La Biblioteca no cree que alguien haya extraído 9.000 ejemplares, pero algún robo no puede descartarse porque tan rico fondo ya ha sido objeto de hurto o vandalismo. El pasado enero, un Tribunal de Londres condenó a dos años en prisión al empresario iraní Farhad Hakimzadeh, que cortó páginas, láminas ilustradas y mapas de libros de los siglos XVI, XVII y XVIII. La policía descubrió los tomos en su residencia. Hakimzadeh también destrozó publicaciones tendentes a cubrir una misma temática: las relaciones entre Europa con la antigua Mesopotamia.