Público
Público

Las bicicletas podrán circular por el centro de calles limitadas a 30 km/h.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las bicicletas podrán circular por el centro de la calzada -y no por la derecha- en las zonas urbanas donde la velocidad máxima esté limitada a 30 kilómetros por hora, según prevé la reforma del Reglamento General de Circulación que se aprobará este año.

La modificación de la norma incluirá también la prohibición de circular a los motoristas que lleven los denominados cascos "quitamultas", ha anunciado hoy el subdirector de Normativa de la Dirección General de Tráfico (DGT), Ramón Ledesma, que ha señalado que el Reglamento tradicionalmente "miraba por el coche" y ahora incluirá a las bicicletas y al peatón.

Tráfico se plantea esta reforma para fomentar el uso de la bicicleta y hacer de ella un medio de transporte "preferente, no alternativo".

Así, en las calles donde la circulación es "más calmada" y donde ahora el reglamento "margina" a la bicicleta y obliga al ciclista a circular por la derecha de la calzada, se podrá ir por el centro de la misma.

Además, la norma marcará unos mínimos para regular la circulación de las bicicletas por las aceras: podrán hacerlo por las que midan más de tres metros de ancho, pero no podrán circular a menos de un metro de distancia de las fachadas de los edificios.

Hasta ahora la normativa prohibía la circulación de bicicletas en las aceras, pero los Ayuntamientos han ido estableciendo ordenanzas municipales que de alguna forma "burlan" el Reglamento porque, según Ledesma, "tienen que cubrir unas necesidades con la bici".

A partir de la reforma ya no existirá esta prohibición genérica en el Reglamento, porque el Tribunal Supremo ha dado la razón a los Ayuntamientos, que serán los que regulen en cada municipio la relación entre el ciclista y la acera.

Los municipios deberán elaborar sus ordenanzas pero a partir de esas premisas mencionadas: los ciclistas podrán circular por aceras de más de tres metros, pero no lo podrá hacer a menos de un metro de la fachada de los edificios.

El resto del Reglamento en cuanto a los ciclistas no cambia ya que tendrán que llevar siempre el casco para vías interurbanas y no será obligatorio para las urbanas.

Los cascos que ya no podrán llevar otro colectivo, el de los conductores de motocicletas y ciclomotores, serán los que no cubren la barbilla y son similares a los utilizados en hípica, los conocidos como "quitamultas" o "calimero, que no estaban homologados.

Se prohibirán porque, según Tráfico, "no son seguros para el conductor, no sirven para proteger ante una caída".