Público
Público

Bigott, a la carga (y descarga)

El músico zaragozano presenta en Madrid su quinto disco, 'The Orinal Soundtrack'. Luego, su furgoneta le llevará durante dos meses por toda la geografía española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pop & Dance sirve este viernes en Madrid su segundo plato tras el éxito del primer concierto de la temporada: lleno de los valencianos La Habitación Roja en la sala Joy Eslava, arropados por una parroquia fiel que traía los deberes hechos y las letras bien aprendidas. Ahora es el turno de Bigott, el proyecto musical tras el que se esconde Borja Laudo, un zaragozano esquivo con la prensa y surrealista de raíz. Presenta su quinto disco, The Orinal Soundtrack, equívoco título en el que reincide en un folk rock sin tacha aderezado, en esta ocasión, con una pizca de pop bailable.

Bigott, todo hay que decirlo, es un tipo que no tiene teléfono, que responde por carta (electrónica) y que debe lidiar en cada entrevista con una batería de preguntas en las que su interlocutor intenta escarbar en el personaje para tratar de ver qué hay más allá de su barba y bigote. El resultado suele ser dispar, pero depende, en todo caso, del artista, para quien la música no es un trabajo y, por lo que le hemos escuchado, tampoco una meta. 'No busco nada, ni en la música ni en ninguna otra parte', respondió en una ocasión cuando el entrevistador buscó la trascendencia en la réplica. 'Lo que hago no sirve para nada en particular, lo hago porque me siento bien haciéndolo. Si además se sacan unas perricas, mejor que mejor. El dinero también me sienta bien', añadió Bigott, empeñado en pasar por una persona normal.

Lo han emparentado con Will Oldham o Bill Callahan, rollo folk de baja intensidad, pero él siempre se ha sacudido toda comparación posible. Canta en inglés para no entender sus tontadas. Se deja rodear por colaboradores de peso con el objeto de facturar obras respetadas por la crítica, que –como ocurrió con Fin, editada por Grabaciones en el Mar, su disquera– han llegado a ser consideradas lo mejor del año por revistas como Mondo Sonoro. Y luego, por si fuera poco, se los lleva de gira para que lo flanqueen en el escenario: véase a su productor, Paco Loco, quijote en el estudio y escudero en el palco. En definitiva, al neófito podrá gustarle si –por citar a un músico patrio pero con alma anglosajona– le gusta Remate.

Después de Madrid, Bigott seguirá con la guitarra a cuestas durante los próximos dos meses, aunque las citas inminentes son la del sábado en Valladolid y la del lunes en Lugo. En lo que respecta a la programación de conciertos que han preparado para el arranque de este curso los responsables de Pop & Dance, Máximo Lario y Cristina Cachero, el 26 de octubre actúan Manos de Topo y Dolores y, ya el 14 de diciembre, los enérgicos The Right Ons. Seguimos a la espera, pues, del estreno de Go To Fuck!, el documental que da cuenta de la gira de la banda zaragozana por Estados Unidos y Canadá. Abajo, un avance.


Bigott. Joy Eslava (Madrid). Viernes, 5 de octubre. Entrada: 17-22 euros.