Público
Público

Bildu retira el retrato del rey del salón de plenos de San Sebastián

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, de la coalición Bildu, ordenó hoy la retirada del retrato del rey del salón de plenos del Ayuntamiento donostiarra, por considerar que "no es representativo de la ciudad".

En su lugar, fuentes del consistorio han explicado a Efe que el equipo de gobierno va a colocar una imagen más representativa de San Sebastián y que ésta se elegirá entre los fondos artísticos del Museo San Telmo.

Tras conocer la decisión, los portavoces del PSE y del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián, Ernesto Gasco y Ramón Gómez, respectivamente, han exigido que se vuelva a colocar en el salón de plenos el retrato del rey.

El portavoz del PSOE ha indicado, en un comunicado, "que la ley está para cumplirla, cuando nos gusta y cuando no nos gusta" tras lo que ha recordado que Izagirre "es alcalde con solo 8 de los 27 votos de la corporación, a la que ni ha consultado ni informado".

Gasco ha anunciado que los socialistas pedirán en el primer pleno ordinario, que todavía no se ha convocado, "que se respete la ley".

Por su parte, el portavoz del PP ha comentado que pedirá por carta al alcalde que vuelva a colocar el retrato del rey, ya que "no es serio que lo quite, porque la ley lo impide".

Ambos hacían así referencia a un Real Decreto aprobado en 1986 que obliga a todos los Ayuntamientos a colocar en un lugar preferente del salón de sesiones una efigie del rey.

En concreto, lo establece el artículo 85.2 del Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.

Textualmente, el epígrafe del precepto dice: "En lugar preferente del salón de sesiones estará colocada la efigie de S.M El Rey".

Por la tarde, en una reunión en la que Izaguirre ha recibido a decenas de miembros de asociaciones ciudadanas en el salón de plenos, ya no estaba el retrato del rey que hasta hoy se encontraba colgado justo detrás del sillón del regidor.

El alcalde no ha realizado declaraciones sobre la retirada del cuadro, un retrato rectangular de más de un metro y medio de alto que, al ser retirado ha dejado una marca descolorida sobre la cortina de terciopelo granate que cubre la pared.