Público
Público

Bill Clinton, de buen ánimo tras una operación de corazón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton fue sometido el jueves con éxito a una operación quirúrgica para colocarle dos 'stents' en una arteria coronaria, después de que experimentara dolor en el pecho, dijo su portavoz.

Clinton, de 63 años, fue sometido con éxito a una operación de bypass cuádruple en 2004 para desbloquearle las arterias y el último incidente se produce después de varios viajes a Haití para ayudar en los esfuerzos de recuperación tras un devastador terremoto.

Douglas Band, asesor de Clinton, dijo que el ex presidente fue ingresado en el Presbyterian Hospital de Nueva York donde fue sometido a una cirugía para colocar dos 'stents' (válvulas) en una de sus arterias coronarias

"El (ex) presidente Clinton está de buen ánimo y continuará concentrado en el trabajo de su fundación y en los esfuerzos de ayuda en Haití para la recuperación a largo plazo", afirmó Band en un comunicado.

El cardiólogo Allan Schwartz dijo a periodistas que Clinton fue a verlo quejándose de molestias en el pecho durante varios días y que las pruebas mostraron que una de las arterias operadas en 2004 necesitaba ser reabierta.

"De los cuatro injertos de bypass que recibió hace seis años, uno estaba completamente bloqueado", dijo Schwartz. "La arteria que había sido asistida anteriormente con este injerto de bypass fue abierta mediante la colocación de dos 'stents'", agregó.

Dijo que no había indicios de que Clinton haya tenido un ataque al corazón o algún otro daño al órgano. Schwartz, jefe de cardiología en Columbia, dijo que Clinton estaba de pie y caminando y que debería regresar a casa el viernes para retomar su "muy activo estilo de vida".

Sostuvo que el ex presidente podría volver a trabajar desde el lunes.

El médico dijo que la arteria bloqueada fue resultado o bien de la dieta o del estilo de vida de Clinton, que describió como "excelente". Dijo que los injertos que Clinton recibió en 2004 tienen una tasa de fallo de hasta un 20 por ciento en un lapso de cinco a seis años.

Schwartz afirmó que la principal arteria operada en 2004 estaba "clara", lo que significa que el diagnóstico de Clinton es "excelente".

La esposa de Clinton, la secretaria de Estado Hillary Clinton, llegó al hospital cerca de las 19:30 hora local, sumándose a su hija Chelsea.

Un alto cargo del Gobierno dijo a Reuters que el inicio de un viaje de la secretaria Clinton a Qatar y Arabia Saudí, originalmente planeado para el viernes, fue aplazado hasta el sábado. Señaló que el retraso no afectaría a su cronograma de encuentros en ambos países.

La Casa Blanca dijo que Clinton habló con el presidente Barack Obama y que al presidente que se sentía "absolutamente bien" después del procedimiento.

"El presidente (Obama) habló con el ex presidente Clinton poco antes de las 19.00 hora local y le deseó una rápida recuperación", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

"El dijo que los esfuerzos en Haití eran demasiado importantes como para que estuviera inactivo durante demasiado tiempo y que espera estar listo para volver a trabajar tan pronto como sea posible", agregó el texto.

La colocación de stents en arterias del corazón es una operación relativamente de rutina entre pacientes como Clinton que han sufrido complicaciones cardíacas.

Los stents son pequeños tubos usados para abrir las arterias del corazón y despejarlas a través de una angioplastía. A menudo se le prescriben al paciente medicamentos junto con el procedimiento para evitar que las arterias se bloqueen nuevamente.