Público
Público

Casi un billón de dólares costará la crisis del crédito

El FMI atribuye los problemas financieros a un “fallo colectivo” y urge a los gobiernos a actuar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En mitad de la tormenta, el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó ayer su voz y advirtió de que las pérdidas de la crisis crediticia podrían alcanzar casi el billón de dólares (alrededor de 636.000 millones de euros). Ante esa situación, llamó a los gobiernos a intervenir para evitar daños mayores.

Según un documento del FMI sobre la estabilidad financiera mundial, cuya divulgación supuso el pistoletazo de salida a la reunión de primavera del organismo internacional, la crisis ya se ha extendido más allá del mercado hipotecario estadounidense de alto riesgo y “afecta concretamente a los principales mercados inmobiliarios de vivienda y empresa, y a los créditos al consumo y empresariales”.

En cifras, las pérdidas directas por la caída de los precios de la vivienda y el aumento de la morosidad se elevarían a 565.000 millones, a los que el Fondo suma 380.000 millones por los efectos sobre los otros mercados, hasta sumar un total de 945.000 millones de dólares.

Las estimaciones de las pérdidas directas acumuladas hasta ahora como consecuencia de la crisis financiera mundial varían en función de  los criterios de cómputo, pero la mayoría de los analistas las sitúan en torno a los 200.000 millones de dólares.

Severamente criticado por los países emergentes por haber cerrado los ojos mientras el mercado de préstamos de alto riesgo se estaba deteriorando en Estados Unidos, el Fondo reparte ahora las responsabilidades. “Es un fallo colectivo”, admitió el español Jaime Caruana, director del Departamento Monetario y Mercado de Capitales del FMI, al presentar a los medios el informe semestral.

Caruana pide humildad

“Todos tenemos que ser humildes”, aseguró el ex gobernador del Banco de España, en lo que se puede interpretar como un mea culpa del FMI por no haber prevenido la crisis que se estaba gestionando en el mercado hipotecario norteamericano. “El manejo del riesgo en el sector privado, la información, la supervisión del sector financiero y la regulación; todos los agentes se quedaron por detrás del rápido proceso de innovación financiera”, lamentó.

El FMI es especialmente severo con Wall Street y denuncia “el riesgo excesivo” y la  “falta de rigor” de “sociedades con floja capitalización”.

El Fondo admitió que la crisis podría intensificarse y extenderse todavía más a Europa, donde “los bancos registraron pérdidas” por su posesión de valores en Estados Unidos, por lo que llamó a los gobiernos a actuar “inmediatamente para moderar los riesgos de un ajuste más doloroso”.

Como receta para evitar el empeoramiento de la crisis, el Fondo pidió que los bancos centrales sigan apoyando el mercado con liquidez.

De hecho, Caruana destacó como ejemplo la reciente y novedosa decisión de la Reserva Federal estadounidense (Fed) de otorgar 30.000 millones de dólares para evitar la quiebra del banco de negocios Bear Sterns.

“Ha contribuido a reducir la posibilidad de consecuencias posteriores sobre el sistema financiero y a estabilizar el mercado”, subrayó el directivo español.

Reunión de primavera

1. Expectación ante las previsiones económicas

El FMI publicará hoy sus nuevas previsiones  sobre la economía mundial , que presumiblemente serán bastante pesimistas .

2. Menor crecimiento en Estados Unidos y España

Se espera una fuerte revisión a la baja del PIB  de EEEU . También se corregirá en sentido negativo el pronóstico para España; en su anterior previsión, el Fondo fijaba un aumento del 2,7%  para 2008.

Caruana ve a la banca española preparada

Jaime Caruana cree que la banca española está “razonablemente preparada” para adaptarse a la desaceleración del mercado inmobiliario y está convencido de que los principales problemas a los que, llegado el caso, tendría que enfrentarse vendrían más por el efecto negativo de la vivienda en la economía del país que por la estabilidad de las entidades.

Frente a esa confianza, JPMorgan calificó ayer de insostenible la fórmula que está utilizando actualmente la banca mediana española para financiarse. El banco de inversión cree que las entidades podrán aguantar sin mayores problemas este año, pero no mucho más si no se normaliza la situación, porque están pagando muy cara la captación de fondos. Además, cree que los mercados están siendo muy complacientes con los riesgos a los que se enfrenta el sector.