Público
Público

Bisiestos españoles celebran juntos su cumpleaños aunque no superan el récord Guinness

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un total de 170 "bisiestos" españoles, como se autodenominan los nacidos en 29 de febrero, se han reunido hoy en Málaga para celebrar por todo lo alto sus cumpleaños, aunque no han conseguido su objetivo de batir el récord Guinness de juntar a más personas de este colectivo y se han quedado por la mitad.

Los bisiestos españoles son más de 34.500 y se han reunido por segunda vez tras la convocatoria de hace cuatro años, ha explicado a Efe Francisco Carrasquilla, delegado en Andalucía del Club Mundial de Bisiestos, que comenta que, aunque esperaban más asistentes, no han podido alcanzar la cantidad lograda en Noruega de 345 bisiestos.

Volverán a intentarlo, pero dentro de cuatro años como no podía ser de otra manera, y lo que sí han sido capaces es de triplicar el número de asistentes de la primera cita de bisiestos españoles, a la que acudieron medio centenar de personas de diversos puntos de España.

Han llegado "bisiestos" de diversas edades y la más mayor es Isabel Segura que, a pesar de tener 72 años, hoy alcanza "la mayoría de edad" si sólo cuenta los años bisiestos y entre risas comenta que ya puede hacer todo lo que quiera "y hasta beber vino".

Aunque es la más veterana, dice sentirse más cerca de los 18 que de los 72, ya que es muy alegre y asegura trasmitir "mucha felicidad".

Junto a ella ha estado también el más "peque", Bruno De Miguel, un joven portugués que trabaja en Málaga y que hoy cumple seis años por la cuenta "bisiesta" y 24 reales y quien ha reconocido que cuando era pequeño le costaba un poco eso de recibir regalos cada cuatro años.

Y es que la mayoría desiste de celebrar "su día" el 28 de febrero o el 1 de marzo, como el propio Carrasquilla, que ha asegurado que de niño esperaba 1.400 días para repartir caramelos en el colegio a sus compañeros.

Afirma que todos los "bisiestos" tienen una "energía tremenda" porque, de lo contrario, no podrían aguantar tanto tiempo a la espera de la celebración.

"Muchas veces algunos estamentos cuando miran el carné de identidad se extrañan y se creen que han puesto mal la fecha y que es el 28 de febrero", relata el representante de este colectivo cuando le preguntan por alguna anécdota.

Aunque no han conseguido el objetivo, lo principal era pasarlo "a lo grande" y tras almorzar en un restaurante, se han ido hasta un parque de recreo infantil cercano para hacerse una foto de familia y soplar las velas de una tarta presidida por un gran número 29.