Público
Público

BlackBerry reconoce que no sabe cuándo volverá la normalidad a su servicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Research In Motion (RIM) aseguró hoy que está recuperando los servicios de BlackBerry en todo el mundo, aunque el cofundador y copresidente de la empresa, Mike Lazaridis, dijo que no podía dar una fecha de cuándo volverá la total normalidad al sistema.

En un vídeo colocado en la página web de BlackBerry, un contrito Lazaridis se disculpó ante sus usuarios y aseguró que esta semana "ni de cerca, alcanzamos nuestro objetivo" de proporcionar comunicaciones fiables y en tiempo real en todo el mundo.

"Me disculpo por las caídas de servicios de esta semana", añadió.

Lazaridis señaló que "ahora estamos aproximándonos a niveles normales de servicio de BlackBerry en Europa, el Oriente Medio, India y África".

Pero Lazaridis reconoció que la compañía no sabe cuándo la normalidad será total en el servicio que proporciona a 70 millones de usuarios en todo el mundo.

"Me gustaría dar una fecha estimada para la total recuperación en todo el mundo, pero no puedo, desde luego no en este momento" reconoció.

El codirector ejecutivo también admitió de forma implícita que la comunicación de la empresa con sus usuarios durante los problemas que se iniciaron el lunes ha sido deficiente, lo que ha provocado la frustración de muchos de sus clientes.

"Sabemos que quieren oír más de nosotros. Y estamos trabajando para ofrecer información de forma más frecuente a través de nuestra página web y los canales de medios sociales a medida que tenemos más".

RIM ha dicho que los problemas de servicio que se iniciaron el lunes se originaron cuando un conmutador de red de su centro de servidores en Europa falló y los sistemas de respaldo no funcionaron como estaba previsto.

El fallo provocó un atasco de mensajes y correos electrónicos que paulatinamente afectó a otras regiones del mundo.

El lunes, usuarios en Europa, Oriente Medio, India y África perdieron sus servicios de mensajería, correo electrónico y navegación.

El martes, los problemas persistieron en esa región y se extendieron a algunos países latinoamericanos, en tanto que el miércoles, todo el continente americano sufrió la caída.