Público
Público

Blackwater aprobó sobornos tras un tiroteo en Irak, según NYT

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Altos cargos de Blackwater autorizaron pagos a responsables iraquíes por un millón de dólares (unos 668.000 euros) para comprar el apoyo y silenciar las críticas a la empresa de seguridad privada tras un tiroteo fatal en Bagdad, según publicó el martes el diario New York Times.

En septiembre de 2007, unos empleados de Blackwater protagonizaron un tiroteo que dejó al menos 14 civiles iraquíes muertos en la plaza Niour de Bagdad, un incidente que desató protestas en Irak y llevó al Gobierno iraquí a negar el permiso para operar a la empresa.

Cuatro antiguos directivos dijeron en entrevistas que Blackwater aprobó los pagos en diciembre de 2007 pero que no sabían si el dinero fue entregado a funcionarios iraquíes o cuáles eran las identidades de los potenciales receptores, reportó el Times.

La estrategia de Blackwater, que habría sido ilegal según la legislación estadounidense, creó una fuerte división dentro de la compañía, dijeron las fuentes al diario.

Un portavoz de la firma, ahora conocida como Xe Services, no estuvo disponible inmediatamente para comentar la noticia.

Dos de los ex ejecutivos dijeron al Times que participaron en conversaciones sobre los pagos. Los otros dos indicaron que varios colegas les habían informado sobre ellas.

Los cuatro, hablando bajo condición de anonimato, dijeron que abandonaron Blackwater porque estaban preocupados por el cuestionable patrón de conducta de la compañía, agregó el diario.

El Times dijo que Stacy DeLuke, una portavoz de la compañía, calificó las acusaciones como "sin fundamentos" y dijo que no harían declaraciones sobre antiguos empleados.

Un guardia de Blackwater se declaró culpable ante un tribunal estadounidense de los cargos de homicidio voluntario e intento de homicidio por el tiroteo, mientras que otros cinco aguardan juicio el próximo año por homicidio y otros cargos. La compañía niega haber cometido una conducta dolosa.

Blackwater fue objeto del malestar de los iraquíes aún antes del incidente de 2007 debido a su tamaño, alto perfil y postura agresiva en las calles.

El Gobierno estadounidense dijo en septiembre que había pedido a la firma que siguiera brindando servicios de seguridad a sus diplomáticos en Irak debido a que la compañía contratada para reemplazarla aún no estaba lista para asumir las tareas.

Xe Services fue notificada en enero de que su contrato en Irak con el Departamento de Estado no sería renovado.

La empresa privada obtuvo más de 600 millones de dólares en ingresos el año pasado, cerca de un tercio de ellos gracias a su contrato con el Departamento de Estado para proteger a diplomáticos en zonas de guerra.