Público
Público

Blanco afirma que el Gobierno sacará adelante la reforma laboral en junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Fomento, José Blanco, dijo hoy que el Gobierno sacará adelante la reforma laboral antes de que finalice este mes de junio.

En su intervención en un desayuno informativo organizado por el diario El Economista, Blanco aseguró que el Ejecutivo seguirá trabajando para que se consiga sacar la reforma laboral "en base al acuerdo", pero si no es posible, lo hará mediante un decreto ley.

Insistió en que si es mediante esta vía, el Gobierno quiere tener no sólo aprobado el decreto ley, sino también su convalidación en el Congreso de los Diputados antes de que finalice el mes de junio.

Explicó que el Gobierno hará la reforma laboral que le gusta y es la que conviene a España, pero reiteró que el Ejecutivo esperará hasta el último minuto para alcanzar un acuerdo antes de tomar la decisión en solitario.

La reforma laboral que le gusta al Gobierno y que España necesita debe lograr hacer "más accesible y menos gravosa" la contratación indefinida y, en cambio, más rígida la temporal, aunque insistió en que "la mejor sería la que salga del acuerdo"

Según Blanco, el Ejecutivo está determinado a sacar adelante la reforma laboral "cueste lo que cueste", porque España necesita modernizar su mercado de trabajo y fomentar la creación de empleo.

Sin embargo, opinó que, pese a que será muy difícil llegar a un acuerdo al respecto, el Gobierno seguirá trabajando en ello, y agregó que le "hubiera gustado que Gerardo (Díaz Ferrán, presidente de la CEOE), Méndez (secretario general de UGT) y Toxo (secretario general de CCOO) lo hubieran resuelto, pero intuimos que no va a ser así".

El ministro no explicó más detalles de esta reforma laboral satisfactoria para el Gobierno, porque "no soy el ministro de Trabajo", pero señaló que en 2009, el año de mayor intensidad de la crisis, los costes salariales subieron.

Lo tachó de una contradicción que revela, a su juicio, la falta que hubo de un reparto del empleo como lo tenía que haber sido, para evitar "la sangría" de puestos de trabajo que produjo la crisis.