Público
Público

Blanco afirma que sabe que le tienen muchas ganas, pero "no hay caso ni lo habrá"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, ha asegurado hoy que las informaciones que le relacionan con la denominada "operación Campeón" son "una falsedad absoluta". "Sé que me tienen muchas ganas, pero no hay caso. No lo hay ni lo habrá", ha recalcado.

Blanco se ha expresado así en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ha hecho hincapié en que ha iniciado acciones legales para que recaiga "todo el peso de la ley" sobre quien le ha "calumniado gravemente".

El portavoz del Ejecutivo ha añadido que las acciones judiciales que ha emprendido después de que el empresario lucense José Dorribo le acusara de haber cobrado comisiones por gestionar ayudas y subvenciones para sus empresas tienen dos objetivos, defender su "honor personal" y que los ciudadanos tienen el derecho y él el deber de que se conozca la verdad sobre este asunto.

"Es una falsedad absoluta y como consecuencia de ello he iniciado las acciones judiciales oportunas para que se esclarezca la verdad y para que todo el peso de la ley recaiga sobre quien me ha calumniado gravemente", ha manifestado Blanco.

El ministro ha hecho hincapié en que la "primera demostración de que nos encontramos ante una falsedad" es que las empresas de las que se habla en la "operación Campeón" no recibieron "ninguna ayuda por parte del Gobierno de España".

"Reitero, he emprendido las primeras acciones legales, los demás extremos serán esclarecidos porque se trata de una falsedad absoluta", ha insistido.

Preguntado por la petición del PP para que dé explicaciones ante la Diputación Permanente del Congreso, Blanco ha respondido: "Todo esto lo que busca es hacer la verdad lo que es falso. Sé que me tienen muchas ganas pero no hay caso. No lo hay ni lo habrá".

Idéntica respuesta ha dado el ministro al ser interpelado sobre si se ha planteado presentar su dimisión a raíz de estas informaciones.

De hecho, ha respondido a un total de seis preguntas sobre este asunto y sobre si considera que debe dar explicaciones en el Congreso y, en todas ellas, ha asegurado que "no hay caso ni lo habrá", y que su objetivo es que recaiga "todo el peso de la ley" sobre quien le ha involucrado.

Blanco ha elegido los juzgados para defenderse de las acusaciones y no el Congreso aunque hoy haya comenzado una de sus respuestas con un "mire señoría", un lapsus que ha atribuido a los hábitos parlamentarios.

Ha reiterado que desde el primer momento dijo que las acusaciones eran falsas y ha añadido que "todo está detallado en el escrito" que presentó ayer ante el juzgado de instrucción de Lugo, cuya finalidad es que "todo el peso de la ley recaiga" sobre quien le "ha calumniado gravemente".

Ha explicado que la presentación de este escrito, en el que solicita al juzgado de instrucción número 3 de Lugo testimonio de la declaración del empresario Jorge Dorribo para querellarse contra él, constituye la primera acción judicial de las que piensa emprender por este asunto.

Por último, y preguntado por las declaraciones del abogado defensor del empresario José Dorrío en las que afirma que puede acreditar sus acusaciones, Blanco ha dicho que no iba a "comentar declaraciones de ningún abogado que tiene que defender a su cliente".