Público
Público

Blanco eleva a 700 millones las obras de 2011 rescatadas

Fomento licitará ya este año cerca de 6.000 millones del plan público-privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Economía, con la vicepresidenta Elena Salgado a la cabeza, informó hace unos días al titular de Fomento, José Blanco, de que los presupuestos de 2011 traerán para destinar a obra pública unos 500 millones de euros más de lo previsto tras el tijeretazo provocado por la cruzada contra el déficit. Esa era la alegría máxima que podía esperar Blanco de que se haya superado el ataque especulativo contra España, que los mercados empiecen a creer en el país y vender títulos de deuda pública cueste cada vez menos. Sin embargo, Blanco anunció ayer ante la Comisión de Fomento del Congreso que en 2011, diga lo que diga Salgado, se rescatarán obras paralizadas o retrasadas por importe de 700 millones.

¿Ha logrado Blanco suavizar el corazón de Salgado en la lucha contra el déficit? En absoluto. El saneamiento de las cuentas públicas sigue siendo prioritario e 'inquebrantable' para todo el Gobierno, recalcó ayer el ministro. Los 200 millones adicionales los obtendrá Fomento de su propio bolsillo, ahorrando en gastos corrientes: dietas, sueldos, viajes que ahora se demuestran prescindibles, servirán para prolongar el listado de obras públicas que logran en el último momento esquivar la tijera.

En total, se han recuperado 98 actuaciones de 49 infraestructuras en cuya elección se ha dado prioridad a 'obras con un grado muy avanzado de ejecución', a 'aquellos corredores con mayor volumen de tráfico y a las obras urbanas en los principales núcleos de población', informó ayer Blanco.

Las nuevas cuentas hacen que el recorte total en obra pública, que se había cifrado en 6.400 millones a repartir en partes iguales entre 2010 y 2011, quede en 5.700 y permita a Fomento mantener que, entre 2009 y 2012, 'la inversión media anual en infraestructuras' estará en torno a 14.000 millones. Con estas cifras y el nuevo recorte, la inversión en 2011 en obra pública debería rondar los 11.500 millones.

Lluvia de licitaciones

Blanco anunció también ayer los ocho proyectos que saldrán a concurso público en el presente ejercicio dentro del llamado Plan Extraordinario de Infraestructuras, una fórmula de financiación público-privada que permitirá al Estado no desembolsar un euro de la ejecución de una obra hasta su finalización y que sumará una inversión total prevista de 17.000 millones. Las ocho actuaciones supondrán más de un tercio de esa cantidad, es decir, unos 6.000 millones.