Público
Público

Blanco hará más obras con dinero privado por el ajuste

El ministro dice que con el recorte se le ha "trasladado un problema"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Se me ha trasladado un problema: se me han recortado los recursos que tenía para este año' y 'ahora habrá que buscar fórmulas' para intentar 'mantener un nivel de inversión equiparable al de 2009'. Con estas frases contestó ayer el ministro de Fomento, José Blanco, a las preguntas sobre el efecto que tendrá en su departamento el plan de austeridad aprobado por el Gobierno. Para que éste afecte lo menos posible a la inversión productiva, Blanco potenciará su plan de colaboración público-privada.

El Ministerio ultima y quiere poner en marcha este trimestre el plan extraordinario de infraestructuras de 15.000 millones hasta 2011. Se basa en esa fórmula y consiste en que la financiación será pública y privada y en que las constructoras que hagan la obra recuperen luego el dinero gestionando la infraestructura. Este plan quedaría al margen del ajuste porque no tiene coste presupuestario, ya que estará financiado en un 50% por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), entre un 20% y un 30% por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), y el resto, a partes iguales, por las constructoras adjudicatarias y la banca.

Abre la vía a que el plan público-privado supere los 15.000 millones

Blanco admitió que lo reprogramará (al igual que el presupuesto de este año de 19.300 millones) y abrió la vía a que su cuantía pueda subir por encima de los 15.000 millones.

Esto supondría captar más dinero privado. Una parte lo podrían adelantar las constructoras, pero la clave está asegurar avales públicos a los bancos para que les presten el dinero restante que no pondrían ni el BEI ni el ICO. Blanco lleva meses hablando con la banca y las constructoras para diseñar un modelo conveniente para todos y que no compute de ninguna manera como déficit para el Ministerio.

En cualquier caso, el ministro quiere que salga a concurso este año casi la mitad del montante estimado hasta ahora para el plan extraordinario, ya que busca licitar proyectos por más de 7.000 millones.

Da prioridad al tren y ratifica las inversiones del el AVE a Galicia

Pese a la vía de potenciar este plan de colaboración público-privada, el ajuste impuesto por el Gobierno afecta a 'diferentes capítulos' de Fomento, admitió Blanco. Si bien, señaló que 'será la vicepresidenta económica la que tendrá que informar' sobre el efecto en todos los ministerios.

El ministro ha encargado ya un informe para detectar cómo pueden gastar menos el Ministerio y sus empresas dependientes (Aena, Adif y Renfe, principalmente). En todo caso, la mayor incidencia en obras de Fomento se daría en carreteras, aeropuertos y puertos, ya que, para Blanco, el transporte por ferrocarril de viajeros y de mercancías es 'la prioridad de las prioridades'.

Como muestra, el ministro ratificó el compromiso de licitar este año 3.222 millones para el AVE a Galicia, dentro del acuerdo firmado en julio con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con quien compareció ayer en rueda de prensa. Feijóo pidió concretar con Portugal el AVE Vigo-Oporto y valoró que se mantenga el compromiso de que el tramo Santiago-Ourense esté en 2011 y la conexión de Galicia con la meseta en 2015.