Público
Público

Blanco insiste en que "no hay caso ni lo habrá"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Fomento, José Blanco, insistió hoy, en la presentación de las listas gallegas de su partido en Galicia, que "no hay caso ni lo habrá", en referencia a la acusación del empresario lucense Jorge Dorribo de haberle pagado comisiones.

Tras esta pequeña referencia al llamado caso "Campeón", sobre el que no volvió en su discurso, el vicesecretario general del PSOE afirmó que al PP no le importa el AVE, los aeropuertos, las autovías, los puertos o los gallegos, "porque el único gallego que le importa al PP -dijo- es el ministro de Fomento, José Blanco".

"Me tienen muchas ganas, pero no me van a callar, porque no hay caso ni habrá caso", insistió Blanco, quien aseguró que, si el Partido Popular le tiene ganas, "más ganas tengo yo de ganarles en Galicia".

El ministro, cabeza de lista por Lugo, se refirió a la llegada de la Alta Velocidad a Galicia, cuyo impulso adjudicó al actual Ejecutivo socialista y que le fue negada a Galicia -dijo- durante los gobiernos de Aznar, Rajoy y Feijoo, "cómplices de los ultrajes de Galicia", que diseñaron un AVE "que no era alta velocidad" y que en el mejor de los casos era un "avecillo".

En palabras del dirigente socialista, hablar de compromiso con Galicia, es "haber hecho la mayor inversión en infraestructuras de la historia" de la Comunidad, y afirmó que el "peor galleguismo es gobernar instalándose en victimismo y no apoyarse en las infraestructuras para generar empleo y futuro".

"Ahora el AVE va a toda velocidad", indicó Blanco, y destacó el compromiso de Rubalcaba "de seguir invirtiendo" para que sea una realidad en Galicia.

Por otra parte, Blanco se refirió a la gestión realizada por la actual Xunta de Galicia, que calificó como "el campo de pruebas del partido para España".

De Mariano Rajoy destacó que "nunca ha sentido, ni siente, ni quiere a Galicia, ni a los gallegos, ni a su lengua" y "nunca se acordó de Galicia cuando gobernaba", lo que hace pensar que no se va a acordar de Galicia cuando gobierne, "porque simple y llanamente le dio la espalda a Galicia".

Como muestra, recordó que el PP durante la época de Aznar al frente del Gobierno, invirtió 4.000 millones en infraestructuras, frente a los 8.000 euros invertidos con el actual Gobierno, lo que ha permitido mantener 33.000 empleos.