Público
Público

Blanco: "Madrid tiene los peores políticos al frente"

El número dos del PSOE asegura que las ideas de Rajoy son "de quita y pon"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

EL PSOE no da tregua en Madrid. En tres días de Congreso, Esperanza Aguirre no se ha caído de la boca de los socialistas. Uno tras otro, del ámbito madrileño o federal, todos sus líderes han cargado contra la presidenta madrileña, convirtiéndola en una suerte de bestia negra para el nuevo socialismo. 'Esperanza Aguirre es un riesgo para la salud y la educación de los madrileños', insistía su secretario general, Tomás Gómez, una semana antes de la cita.

Este fin de semana, la plana mayor del PSOE recogió el mismo mensaje. El viernes fue la secretaria de organización, Leyre Pajín, y el sábado el presidente de Gobierno. Ayer le tocó al número dos socialista, José Blanco. Con una sola frase dejó el mensaje flotando sobre los 1.000 delegados y cargos del PSM que le escuchaban atentos. 'Madrid tiene los mejores profesionales, pero los peores políticos gestionando' sus servicios, denunció.

De fondo estaba la privatización que el PP madrileño defenderá en su ponencia dentro de dos semanas. 'Esperanza Aguirre', reprochó, no quiere mejorar los servicios de todos los madrileños. Esperanza Aguirre 'quiere hacer negocio' con la educación infantil, el cuidado de los ancianos, la Sanidad y la Educación.

En esto, aseguró, es Esperanza la que le marca el paso al líder del PP, en cualquiera de sus dos versiones, el conservador Rajoy o el moderado Mariano. Blanco se permitió incluso un ligeros chascarrillo. '¿Las ideas de Rajoy sabéis como son?'. Ante el silencio de la sala, contestó: 'De quita y pon'.

Según Blanco, las políticas del PP son elitistas en sí mismas. Nada tienen que temer quienes pueden proveerse de esos servicios en el mercado. Serán los más desfavorecidos quienes no podrán asumir el coste, por ejemplo, de las guarderías, apartadas de las subvenciones por la Comunidad.

Parecida distinción utilizó para hablar del aborto: 'Rajoy considera que es un debate que no le importa a nadie. No le importa a los hipócritas de la derecha que cuando tenían un caso iban a abortar al extranjero'.

'Doblemente hipócritas', criticó, ya que ahora incluso se niegan a aplicar leyes aprobadas por el Parlamento, sede de la soberanía popular. 'Objetar en Educación de la Ciudadanía, es objetar de la democracia', aseguró. 'No entiendo que alguien que se considera liberal, no quiera que se eduque en derechos tolerancia y libertad'.

Acto seguido, la explicación levantó un aplauso entre las filas socialistas. 'El problema es que Esperanza Aguirre antepone los deseos de la jerarquía eclesiástica a la leyes del Estado'. 'El PP lo que no quiere es que gobernemos. Lo siento por ellos, lo habéis decidido once millones de españoles', concluyó.