Público
Público

Blanco privatizará este año varias torres de control

Nuevo órdago a los controladores, cuyo número de bajas se reduce

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Otra de las balas que el Ministerio de Fomento tenía en la recámara para luchar contra el pulso que le están echando los controladores es la privatización de las torres de control aéreo. Y el titular de este departamento, José Blanco, la utilizó. Ya había puesto sobre la mesa hace meses este planteamiento, pero ayer anunció que hoy llevará al Consejo de Ministros un decreto que liberalizará ciertos servicios de control de tránsito aéreo para dar entrada a empresas privadas.

La idea es que en octubre Fomento ponga en marcha varios concursos sobre una serie de torres, en principio, con un volumen de tráfico pequeño, para que 'antes de final de año haya nuevos proveedores' de servicios de control aéreo, de acuerdo con la Ley sobre prestación de servicios de tránsito aéreo. Ni Barajas ni El Prat estarían en la parrilla de salida.

Sospecha que un médico de un familiar firmó varias bajas

Según el Ministerio de Fomento, ya habría algunas empresas certificadas y preparadas para estas funciones de control que, en ningún caso, gestionarían los seis centros de control que vigilan el espacio aéreo nacional.

Con esta fórmula, cuando la empresa adjudicataria de los servicios llegara a la torre de control en cuestión con sus trabajadores, los actuales controladores de Aena (que cobran 200.000 euros de media) serían recolocados en otra de las torres de la red. Blanco insistió de nuevo ayer en el aviso a los controladores de que si 'el estrés y la fatiga' les impiden realizar sus funciones, estos síntomas 'son incompatibles con su contrato porque pasan pruebas psicofísicas' y 'habrá que replantearse' si no tendrían que presentar 'una baja definitiva', dijo el ministro ayer en el Congreso.

Fomento maneja datos de que, en al menos un caso, un médico cónyuge de un controlador firmó varias bajas. Pero aún no hay resultados definitivos de la inspección.

La negociación del convenio con Aena sigue estancada por el conflicto

Mientras, la negociación del convenio colectivo de los controladores (la razón del conflicto) sigue en punto muerto, pero podría retomarse la próxima semana.

Los controladores del centro de Barcelona (que regula la zona del Mediterráneo) van reduciendo el número de bajas presentadas, que desde el domingo provocaron retrasos en los aeropuertos. Ayer faltaron nueve a trabajar, aunque siete bajas pudieron cubrirse, informa Europa Press. Los aeródromos, en general, recuperaron la normalidad tras desconvocar los controladores franceses su huelga a las 7 de la mañana.