Público
Público

Blasco: Asunción ha comprobado la falta de democracia interna en el PSPV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha asegurado hoy que el candidato socialista a las primarias para la Presidencia de la Generalitast Antonio Asunción ha sufrido "en su propia carne" la "falta de voluntad" del PSPV de "democratizar su funcionamiento interno".

Tras la firma de un convenio para la creación de un Servicio de Orientación Jurídica para Inmigrantes, Blasco se ha expresado así a preguntas de los periodistas sobre la anulación de 200 avales al ex ministro que evita la celebración de unas primarias para disputar la candidatura al actual secretario general, Jorge Alarte.

"Esta situación expresa falta de voluntad que existe dentro del partido socialista de democratizar su funcionamiento interno", ha afirmado Blasco, para quien Asunción "ha podido comprobar que el aparato del partido no está por abrir un contraste de opiniones en su interior".

Ha insistido en que las primarias "siempre han sido asociadas a lío interno y a utilizar lo que significa la estructura partidaria para descalificar a aquellas personas que de forma sensata quieren participar en el funcionamiento democrático de un partido".

Para el conseller, "el drama" del PSPV en la Comunitat es que es un partido que "no tiene líder ni estructuras sólidas ni es capaz de abrirse a las sensibilidades sociales e impide el funcionamiento democrático en su interior".

Para Blasco, el PSPV es un partido que "está condenado a tener un próximo fracaso electoral como consecuencia de esa fosilización de sus equipos de dirección y la falta de conexión y sensibilidad hacia la defensa de los intereses de los valencianos".

Preguntado por la presuntas adjudicaciones realizadas por el portavoz socialista en Les Corts, Ángel Luna, cuando era alcalde de Alicante, Blasco ha asegurado que el dirigente socialista es un "claro ejemplo de cinismo e hipocresía política".

Además le ha instado a presentar las facturas que demuestran que pagó la reforma de una de sus viviendas y que no lo hizo el empresario al que adjudicó "cerca del 30%, unos 1.200 millones de pesetas" de las contrataciones de ese Ayuntamiento o a dimitir.

Para Blasco, si no lo hace, "mantiene una indignidad que incluso está contaminando al grupo parlamentario socialista y al propio partido socialista, que no puede permitirse tener en sus filas a una persona tan indigna".

"La clave es sencilla: el señor Luna puede argüir lo que quiera pero si esa reforma se la ha hecho de su bolsillo que enseñe las facturas y si no las enseña es que ha tenido un trato de favor que lo hace se sospechoso de un caso de tráfico de influencias sobre el que tendrá que dar las debidas explicaciones", ha insistido.

Blasco ha acusado a Luna de "utilizar una vara de medir que no se aplica a sí mismo" y ha señalado: "su principal delito es su capacidad de cinismo y de hipocresía social porque si él no guarda las facturas, ¿cómo exige que otros las tengan de cosas con mucho menor importe? Eso es una sinvergonzonería".

Además, Blasco ha recordado que "no es la primera vez" que Luna se ve involucrado en una presunta irregularidad puesto que "ya fue reprobado dos veces por su actitud antidemocrática en Les Corts y además exhibió un informe de la Policía que estaba bajo secreto de sumario, algo absolutamente inadmisible en un funcionamiento democrático".