Público
Público

Blesa abre la vía para echar a Díaz Ferrán de Caja Madrid

Convoca para hoy un consejo extraordinario sin precedentes. Es el primer paso para inhabilitar como vocal al presidente de CEOE por un impago de 26,5 millones. La caja amplió el préstamo hace poco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Movimiento inédito en Caja Madrid un mes y medio antes de que el ex vicepresidente económico Rodrigo Rato sea elegido nuevo presidente. El actual dirigente de la cuarta entidad financiera del país, Miguel Blesa, abre la vía para echar del consejo de administración a uno de sus vocales, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal CEOE. Blesa convocó ayer un consejo extraordinario sin precedentes para esta misma mañana con el fin de informar al resto de consejeros de que Díaz Ferrán ha incurrido en una causa de cese al dejar de pagar a la caja un crédito de 26,5 millones de euros.

Así lo confirmaron diversas fuentes de la entidad. Caja Madrid no hizo declaraciones oficiales al respecto. En principio, la reunión se ha convocado sólo con fines informativos, sin ninguna propuesta de acuerdo, pero servirá para poner la espada de Damocles sobre la cabeza de Díaz Ferrán. Según fuentes de su grupo empresarial, la entidad le notificó el lunes por burofax quetenía que pagar el crédito en diez días. La caja le pide nuevas garantías para salvar el pago, con lo que Díaz Ferrán tiene menos de una semana para evitar cesar como consejero de la entidad. Todo ello, salvo que el consejo decida que, pese a que renegocie la deuda pendiente, no ha lugar a que siga como vocal.

El presidente de la patronal saldría de la entidad un mes antes de lo previsto

Lo que dicen los estatutos, la norma por la que se guía la caja, es que corresponde al consejo declarar el cese de un consejero cuando hay causa para ello, 'previo expediente tramitado con audiencia del interesado, y surtirá efectos desde la fecha de adopción del correspondiente acuerdo'. La salida tendría que ser ratificada por la asamblea general de la caja el próximo 28 de enero.

Si el consejo no declara hoy la salida, hay otra reunión prevista para el 28 de diciembre en la que podría hacerlo, ya cumplido el plazo para negociar un acuerdo conDíaz Ferrán.

La consecuencia es que el presidente de CEOE dejaría su sillón de consejero aproximadamente un mes antes de lo que estaba previsto, ya que fue elegido cuando presidía la patronal madrileña, CEIM, y este puesto forma parte del cupo del consejo que se renueva ahora, junto a la propia presidencia de la caja. Díaz Ferrán no va a repetir y le sustituiría su sucesor en CEIM, Arturo Fernández, su cuñado.

Sectores de la caja dicen que se ha roto el secreto debido sobre los clientes

Los motivos por los que la caja tiene tanta prisa en cerrar el expediente abierto a un cliente moroso, con el agravante de que es consejero, son una incógnita. Sobre todo porque lo habitual es que las entidades financieras sean ahora más flexibles con los impagos, tanto de particulares como de empresarios, y les ofrezcan renegociar las condiciones. En este caso, además, la caja no sólo concedió el año pasado un crédito de 24 millones a Díaz Ferrán, el tercero mayor dado por una entidad de ahorros a un consejero en 2008, sino que hace unos dos meses se lo amplió en unos 2,5 millones, según fuentes conocedoras de la operación. Esto refleja que, hasta hace poco, la caja confiaba en que Díaz Ferrán le iba a pagar, ya que le prestó más dinero, y hace falta un mínimo de seis meses de impago continuado para que un crédito se declare fallido y se le exija vía notificación al cliente.

Por un lado, sectores de la caja han criticado duramente que, con la filtración a un medio de comunicación del impago de Díaz Ferrán, se ha roto el principio de guardar en secreto todos los procedimientos que afectan a cualquier cliente. Algunos lo han interpretado como una venganza de Blesa hacia Díaz Ferrán por no haberle dado el apoyo suficiente en la guerra abierta por Esperanza Aguirre, la presidente de la Comunidad de Madrid, que lleva más de un año intentando echarle. Quienes conocen bien al lider de CEOE dicen que no podía a respaldar a Blesa si suponía ir en contra de Aguirre, su principal valedora.

Ayer circulaban en la caja varias hipótesis. Una de ellas es que Blesa estaría haciendo un servicio a quienes querrían ver fuera de CEOE a Díaz Ferrán, después de que el Gobierno le culpara de la ruptura del Diálogo Social con los sindicatos. Otra posibilidad que manejan varias fuentes consultadas es que, con la salida de Díaz Ferrán, Blesa estaría intentando evitar que le surja algún problema en el futuro a cuenta del crédito concedido al jefe de CEOE.

La credibilidad financiera de Díaz Ferrán, en cualquier caso, hace tiempo que está bajo mínimos por los crecientes problemas de sus empresas en este aspecto. Fuentes solventes aseguran que la caja se queja de que el jefe de los empresarios engañó a la entidad al ofrecer acciones de Marsans que, en realidad, ya había usado como garantía con otra entidad financiera.