Público
Público

Blesa y Díaz Ferrán alegan "indefensión" y piden archivar la causa del crédito de Caja Madrid

Califican de "grotesca" la acusación y dicen que no existe "el más mínimo elemento probatorio" en su contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y el que fuera presidente de la CEOE y el Grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, han pedido el archivo de la causa que investiga la concesión presuntamente irregular de un crédito de 26,6 millones de euros, al defender que la acusación ha ignorado 'olímpicamente' el requerimiento de presentar 'el más mínimo elemento probatorio' en su contra y ha justificado de forma 'grotesca' su personación en el procedimiento.

El que fuera máximo responsable de Caja Madrid y su ex consejero denuncian en un recurso, al que ha tenido acceso Europa Press, la 'indefensión' que les ha generado la reapertura de las diligencias por parte del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, después de que la Audiencia Nacional rechazara acumularla en el proceso contra Bankia.

La defensa de Díaz Ferrán se ha adherido al recurso que la representación de Blesa ha presentado ante la Audiencia Provincial de Madrid por el cual se solicita la nulidad de las actuaciones y, en consecuencia, el sobreseimiento libre de la causa al entender que los hechos son 'atípicos'.

Blesa, presidente de Caja Madrid entre septiembre de 1996 y enero de 2010, sostiene que la acusación ejercida por el sindicato ultra Manos Limpias afirma de 'forma calumniosa' que otorgó un crédito al entonces consejero Díaz Ferrán a sabiendas de la quiebra de su holding empresarial, sin haber aportado 'el más mínimo elemento probatorio o de corroboración' y causándole un 'efectivo perjuicio e indefensión'.

A lo largo de su escrito, la defensa de Blesa denuncia en repetidas ocasiones la 'indefensión' que el proceso ha ocasionado a su cliente al atribuirle un 'supuesto e inexistente' delito societario y de falsedad documental.

Su impugnación gira en torno a la falta de legitimación de Manos Limpias para personarse en el proceso. A su entender, resulta claro que el sindicado denunciante no tiene la condición de perjudicado ni agraviado pues no ha acreditado perjuicio alguno y no es titular de ningún derecho patrimonial relacionado con Caja Madrid.

'La justificación que hace solo puede ser calificada de grotesca, dicho sea en términos de defensa, pues se justifica diciendo que muchos miembros de su sindicado reciben su nómina a través de cuentas en Caja Madrid', esgrime.

Según Blesa la acusación es 'calumniosa'

En sus alegaciones, censura que el Juzgado haya reabierto la investigación sin que se hayan aportado nuevos elementos de prueba, tal y como determina la doctrina del Tribunal Supremo. 'Ni tan siquiera con la denuncia se presenta el más mínimo elemento probatorio sobre la realidad de los hechos que sólo existen en la torcida voluntad del denunciante', plantea.

'Es más, —añade—, resulta sencillamente incomprensible que habiendo requerido el Juzgado al denunciante para que aporte los elementos probatorios de su denuncia, el denunciante haya ignorado olímpicamente tal extremo y el Juzgado no haya tenido la más mínima reacción ante un hecho que evidencia la absoluta instrumentación del procedimiento que hace este sindicado'.

Por todo ello, solicita archivar definitivamente el procedimiento en el que el juez investiga a Blesa, Díaz Ferrán y el exresponsable de créditos a empresas de Caja Madrid por la concesión de un préstamo en el que figuraba como garantía 'un holding empresarial que se encontraba en quiebra', en referencia al Grupo Marsans.