Público
Público

Bloqueo abdominal alivia dolor de histerectomía laparoscópica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por David Douglas

El bloqueo prequirúrgicodel plano transverso abdominal con infiltración de ropivacaínamejora la recuperación posquirúrgica y la analgesia en laspacientes sometidas a una histerectomía laparoscópica, segúnpublica la revista Obstetrics and Gynecology.

El doctor Gildasio S. De Oliveira, Jr. dijo a Reuters Healthque realizar esa cirugía en centros de atención ambulatoriapuede reducir gastos.

"Pero las pacientes pueden sentir mucho dolor y tener unamala recuperación. Al realizar el bloqueo transverso abdominal,las pacientes se recuperan como en otras intervencioneslaparoscópicas ambulatorias (ligadura de trompas, cistectomíaovárica y procedimientos diagnósticos)", aclaró.

Hasta ahora, según el equipo de De Oliveira, de laNorthwestern University, en Chicago, este enfoque analgésico nose había puesto a prueba en la atención ambulatoria.

El equipo estudió a 75 mujeres que habían recibido analgesiatradicional con midazolam y propofol, junto con rocuronio comorelajante muscular.

Al azar, se les realizó una infiltración bilateral del planotransverso abdominal con ropivacaína al 0,5 por ciento, al 0,25por ciento o solución salina, con una aguja de calibre 21.

Al final del procedimiento, las participantes recibieronhidromorfona, ketorolac, ondansetrona y metoclopramida. Luego,se les aplicó hidromorfona y paracetamol para controlar eldolor.

Durante las 24 horas posteriores a la cirugía, se evaluaronla calidad de la recuperación, según la escala QoR-40, y elnivel de dolor y de consumo de opioides. Entre las 66 pacientesevaluadas, el grupo tratado con ropivacaína tuvo unarecuperación de mejor calidad y menor dolor posquirúrgico.

Los valores QoR-40, que oscilan entre 40 y 200, fueron unos28 puntos más altos en el grupo tratado con ropivacaína que enel grupo tratado con solución salina.

Además, el grupo tratado con ropivacaína al 0,5 por cientotambién necesitó menos opioides durante las 24 horas posterioresa la cirugía (15 versus 7,5 dosis equivalentes de morfina IV), yrecibió el alta de la unidad de cuidados posteriores a laanestesia antes que la cohorte tratada con solución salina (75versus 60 minutos).

Los autores observaron una relación lineal inversa entre elconsumo posquirúrgico de opioides y la calidad de larecuperación.

El equipo reconoce que "la recuperación de las pacientesdespués de una histerectomía varía según las característicasindividuales".

Aun así, concluye: "Estos resultados sugieren que laspacientes operadas con esta técnica tuvieron una recuperaciónposquirúrgica de la misma calidad que las pacientes operadashabitualmente en centros de intervención ambulatoria o con otrosprocedimientos quirúrgicos".

FUENTE: Obstetrics and Gynecology, diciembre del 2011