Público
Público

El BM mantiene casi intacto su pronóstico de crecimiento pese a Japón y O. Medio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Mundial (BM) mantuvo casi intacta su previsión de crecimiento mundial para el 2011 pese a las revueltas en Oriente Medio y el terremoto en Japón aunque alertó del peligro del encarecimiento de los alimentos y el petróleo.

El organismo multilateral, que divulgó su informe semestral actualizado "Perspectivas Económicas Globales", prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) global aumente un 3,2% este año, una décima menos que lo anticipado en enero.

El BM mantuvo además su proyección del 3,6% para el 2012 y vaticinó que ese dato se repetirá en el 2013.

Los países emergentes serán los encargados de impulsar la locomotora económica global, con un crecimiento esperado del 6,3% para cada año entre el 2011 y el 2013, frente al 7,3% en el 2010.

El BM había vaticinado en enero que el Producto Interior Bruto (PIB) del mundo en desarrollo sería del 6% en 2011 y del 6,1% en 2012.

Los países de ingresos altos se situarán en un distante segundo lugar con un crecimiento previsto del 2,2% en 2011 y del 2,7% y 2,6% respectivamente para el 2012 y 2013.

El informe rebaja en dos décimas el crecimiento previsto para este año frente a las perspectivas de enero y mantiene sin cambios la cifra para el 2012.

Pese a que la recuperación avanza a buen ritmo, el organismo alertó de que persisten importantes riesgos en el horizonte.

En ese sentido, el economista jefe del Banco Mundial, Justin Yifu Lin, señaló en rueda de prensa que los elevados precios de los alimentos y el petróleo amenazan la recuperación.

Lin citó también en el capítulo de riesgos, la crisis de deuda soberana por la que atraviesan varios países europeos.

El experto expresó también preocupación por los elevados niveles de desempleo en países avanzados como Estados Unidos y Europa, así como en el Norte de Africa y otros emergentes.

"Todavía tenemos un largo camino que recorrer antes de sentirnos cómodos", destacó el economista.