Público
Público

BNP Paribas confirma un beneficio neto récord de 7.822 millones de euros en 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El banco francés BNP Paribas confirmó hoy que su beneficio neto en 2007 alcanzó la cifra récord de 7.822 millones de euros, un 7 por ciento más que en 2006, pese a la crisis financiera que afecta a muchas entidades bancarias.

El primer banco de Francia por capitalización bursátil divulgó hoy sus resultados definitivos, tras publicar un cálculo adelantado el pasado 30 de enero a raíz de las revelaciones de su rival Société Générale de la factura de las operaciones no autorizadas de uno de sus operadores de mercados y por depreciaciones por la crisis de las hipotecas basura en EEUU.

"Pese a un entorno muy desfavorable en el segundo semestre", BNP Paribas ha obtenido en 2007 "los mejores resultados de su historia", indicó en un comunicado.

El producto neto bancario se cifró en 31.037 millones de euros, una progresión del 11,1% sobre 2006, y el resultado bruto de explotación fue de 12.273 millones, una subida del 12,8% frente al año anterior.

Los resultados traducen "el fuerte crecimiento orgánico del grupo, así como un limitado impacto de la crisis en los ingresos y las provisiones", afirmó la entidad.

"En un ambiente caracterizado por una crisis severa, el coste del riesgo se eleva a 1.725 millones de euros para el grupo, frente a 783 millones en 2006", indicó el banco.

Precisó que 424 millones de euros se corresponden al impacto directo de la crisis en el tercer y cuarto trimestre que pesaron en el coste del riesgo del estadounidense BancWest (218 millones) y en el polo de banca de financiación e inversiones (BFI), por 206 millones.

El resto de la diferencia refleja esencialmente menores recuperaciones de provisiones en BFI, así como el aumento de las provisiones en Cételem ligado a una mayor presencia en países emergentes en su cartera y a la "degradación del riesgo en el crédito al consumo en España", explicó.

El coste del riesgo en la banca minorista en Francia e Italia permanece estable y no muestra señales de deterioro, señaló.

La rentabilidad de los capitales propios del banco se mantiene al nivel "elevado" del 19,6%, un descenso de 1,6 puntos sobre 2006 "pese a un entorno mucho más difícil".

El consejo de administración propondrá a la junta de accionistas el pago de un dividendo de 3,35 euros por acción, un 8,1% más que en el ejercicio anterior.

El banco guardó silencio sobre sus eventuales intenciones con respecto a su rival Société Générale, golpeado por las operaciones no autorizadas de uno de sus operadores de mercados y que anunciará mañana sus resultados definitivos de 2007.

Pero BNP Paribas aprovechó para destacar su propia "cultura de control de los riesgos".

En el cuarto trimestre, el banco tuvo un beneficio neto de 1.006 millones de euros, un monto que integra depreciaciones y ajustes de valor de 589 millones y provisiones ligadas a la crisis por 309 millones.

Para 2008, el director general de BNP Paribas, Baudouin Prot, dijo que, pese a un entorno "difícil" y mercados "excepcionalmente volátiles", está "confiado" en que el banco conseguirá "muy buenos" resultados operativos comparados con la media del sector bancario, "gracias a la fuerte dinámica de desarrollo de todos sus negocios" y su "rigurosa política de control de los riesgos".

El banco se fija como objetivo seguir teniendo mejores resultados que la media gracias a "una situación financiera sólida, una política rigurosa del riesgo y un modelo orientado hacia el cliente".

En Europa, BNP Paribas continuará el despliegue de su modelo integrado, apoyándose en las dos redes domésticas en Francia e Italia.

Fuera de Europa, la prioridad del banco es aumentar sus actividades en los países emergentes, duplicando en tres años sus ingresos en esas zonas para que alcancen el 15% del total.