Público
Público

Bolivia abre una puerta al diálogo en plena crisis política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno boliviano abrió el viernes un canal de diálogo con la oposición al aceptar reunirse conuno de sus principales rivales, mientras seguía creciendo la cifra de muertos por las protestas sangrientas contra losplanes socialistas del presidente Evo Morales.

El prefecto del departamento de Tarija, en el sur, donde están la mayor parte de las enormes reservas de gas naturaldel país, aceptó la cita para sentarse a dialogar en representación de los cuatro distritos de la oposición que radicalizaronsus protestas contra La Paz.

En tanto, el Gobierno informó de que los muertos por el violento enfrentamiento del jueves entre militantes opositores ycampesinos oficialistas en el departamento amazónico de Pando subieron a 10 desde los ocho informados previamente,aunque las emisoras de radio cifraron los fallecidos en 14.

La crisis en Bolivia alcanzó en las últimas horas un nivel regional, después de que Venezuela expulsara al embajadorde Estados Unidos en Caracas, en solidaridad con Morales, que ya había declarado al representante de Washington enLa Paz como persona non grata acusándolo de aliarse con la oposición para derrocarlo.

Morales expresó el viernes disposición al "diálogo no sólo (...) con los prefectos, sino con la participación de alcaldes ydistintos sectores sociales", reiterando su propósito de realizar un referéndum para aplicar una nueva Constituciónsocialista, que irrita a la oposición, a partir de 2009.

La oposición boliviana está parapetada en los distritos de la región oriental del país, en los que inició procesos deautonomía para oponerse a la nueva carta magna, que profundizaría la nacionalización de los recursos naturales y daríamás poder a la mayoría indígena.

Desde hace dos semanas, las protestas se radicalizaron con cortes de rutas, asedios violentos a oficinas públicas ysaqueos, especialmente en el departamento de Santa Cruz, donde la policía que responde a Morales no puede controlarla situación.

Las Fuerzas Armadas, que se han mostrado fieles al Gobierno, dejaron claro que no aceptarían ninguna intromisión detropas extranjeras en el país, adelantándose a cualquier ofrecimiento que el presidente venezolano, Hugo Chávez,pudiera hacer a su aliado Morales.

/Por Carlos Alberto Quiroga/. *.