Público
Público

Bolivia y Venezuela rompen lazos con Israel por la ofensiva en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bolivia y Venezuela se convirtieron hoy en las primeras naciones del mundo que rompen relaciones diplomáticas con Israel por la ofensiva en Gaza, donde ya hay más de 1.000 palestinos muertos, y además anunciaron una demanda internacional por genocidio contra los gobernantes de ese país.

El Gobierno de Venezuela anunció que rompía "relaciones diplomáticas" con Israel, "ante la gravedad de las atrocidades contra el pueblo palestino", pocos días después de expulsar al embajador de ese país en Caracas.

En un comunicado de la cancillería, el Gobierno del presidente Hugo Chávez, también señaló que "insistirá ante la comunidad internacional para que sean denunciados ante la Corte Penal Internacional los crímenes de lesa humanidad cometidos por sus líderes", en alusión a los dirigentes israelíes.

El pasado 6 de enero, Chávez expulsó al embajador israelí en Caracas, Shlomo Cohen, y a otros diplomáticos.

En la mañana del miércoles, el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, había afirmado que solo un funcionario israelí permanecía en Caracas para encargarse de los "asuntos básicos" de la legación.

Horas antes, el Gobierno de Bolivia denunció que "los crímenes del Gobierno de Israel afectan la estabilidad y paz mundial, y han hecho retroceder al mundo a la peor etapa de los crímenes de lesa humanidad, que no se habían vivido sino en la Segunda Guerra Mundial y en los últimos años en la ex Yugoslavia y Ruanda".

Así, el presidente boliviano, Evo Morales, aprovechó un acto ante el cuerpo diplomático acreditado en La Paz para anunciar la ruptura con Israel en señal de solidaridad con el pueblo palestino.

Mientras, el embajador israelí en Perú y concurrente ante Bolivia, Walid Mansour, declinó pronunciarse por el momento sobre la decisión de Morales, aunque fuentes de la legación en Lima precisaron que tiene previsto emitir en breve un comunicado.

El cónsul honorario de Israel en La Paz, Roberto Nelkenbaum, admitió su sorpresa y confió en que se restablezca la relación diplomática, dados los lazos de amistad históricos entre Bolivia y su país.

No obstante, por ahora parece poco probable ese restablecimiento, ya que el presidente boliviano quiere demandar ante la Corte Penal Internacional por genocidio al presidente de Israel, Simon Peres, y al primer ministro Ehud Olmert.

A través de su canciller, David Choquehuanca, Bolivia descartó que Irán, enemigo declarado de Israel, haya influido en la ruptura, pese a que ayer mismo una delegación del Gobierno que preside Mahmud Ahmadineyad estuvo de visita en La Paz para discutir asuntos de cooperación.

Además, Choquehuanca aclaró que las relaciones diplomáticas son "políticas" y, por consiguiente, aunque éstas queden rotas, los vínculos comerciales con Israel van a seguir.

En tanto, la comunidad palestina en La Paz agradeció a Morales su solidaridad y se sumó a su reclamo de que la comunidad internacional enjuicie a los líderes israelíes por la "masacre" en Gaza.

Según las autoridades sanitarias palestinas, son más de 1.000 los muertos y 4.600 los heridos causados por la ofensiva lanzada por Israel en Gaza hace ya 19 días.

Las fuentes médicas palestinas aseguran que la mitad de los fallecidos son civiles, entre ellos más de 300 niños y unas 80 mujeres.

Del lado israelí son 13 las víctimas fatales del fuego palestino, de las cuales tres son civiles, y cientos de heridos.

Por ello, el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, aseguró hoy que el Ejército israelí y el movimiento islamista Hamás han vulnerado el principio del derecho internacional que obliga a la protección de la población civil en los conflictos.

Por su parte, el responsable en Gaza de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), el irlandés John Ging, comentó que se deben pedir responsabilidades a las dos partes porque el conflicto está afectando a más de un millón y medio de personas.

La diplomacia internacional sigue mientras tanto a la espera de la respuesta de Israel al plan de paz planteado por Egipto y aceptado con condiciones por Hamás.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que llegó hoy a El Cairo para comenzar una gira que también lo llevará a Jordania, Israel y Cisjordania, pidió redoblar las gestiones internacionales para lograr un alto el fuego "inmediato" en Gaza y evitar que los civiles sigan siendo las principales víctimas del conflicto.

En el extremo opuesto, la organización terrorista Al Qaeda instó a los musulmanes de todo el mundo a declarar la "guerra santa" para defender la Franja de Gaza de la "agresión" israelí, en un mensaje de audio que atribuyó a su líder, Osama Bin Laden.

Para Estados Unidos, esa grabación "parece un intento de recaudar dinero como parte de su continua campaña de propaganda" y demuestra el aislamiento de Bin Laden, sostuvo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Gordon Johndroe.

Desde que comenzó la ofensiva israelí se han sucedido las manifestaciones de rechazo en Latinoamérica y hoy fue el turno del Parlamento Andino, integrado por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

En una reunión virtual extraordinaria celebrada en Quito, ese órgano pidió a Israel "levantar el bloqueo al territorio palestino en la Franja de Gaza, con el fin de garantizar el ingreso de ayuda humanitaria y suministros que permitan atender a las víctimas".

El Gobierno dominicano también expresó su preocupación por la profundización del conflicto en Gaza y manifestó pleno respaldo a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que demanda el cese de los enfrentamientos.

Además, unas cien personas marcharon hoy hasta la embajada de Egipto en Caracas para pedir más solidaridad de los pueblos árabes con la Autoridad Palestina y tacharon de "asesino y genocida" al Gobierno de Israel.