Público
Público

La bolsa baja un 0,4% en febrero por el debilitamiento de la economía en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las caídas de las últimas dos sesiones de la bolsa en febrero, motivadas en buena medida por el debilitamiento de la economía estadounidense, dieron al traste con las subidas del resto del mes e hicieron caer al selectivo el 0,4 por ciento en el mes más corto del año hasta 13.170 puntos.

Ese retroceso sigue al peor mes de enero de la historia con una caída del 12,87 por ciento, causada precisamente también por el miedo a que Estados Unidos entre en recesión y por la desaceleración de la economía mundial.

Entre las principales plazas europeas, sólo Londres experimentó una nimia subida en febrero, del 0,07 por ciento o 4,5 puntos, mientras que París cedió el 1,62 por ciento, Fráncfort, el 1,51 por ciento, y Milán, el 1,87 por ciento.

La última semana del mes de febrero ha arrasado con las ganancias que el Ibex-35 había acumulado durante el resto del mes por culpa de los malos datos llegados de Estados Unidos, donde esta semana se ha sabido que la desaceleración al final del 2007 en la mayor potencia mundial ha sido peor de lo que esperaban los analistas.

El Gobierno estadounidense informó este jueves de que en el último trimestre del 2007 el crecimiento fue del 0,6 por ciento y en el año, del 2,2 por ciento, por debajo del 0,7 y 2,6 por ciento, respectivamente, que esperaban la mayoría de los expertos.

Además, se conocieron malos datos de empleo y de consumo y el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo que el crecimiento de la inflación estaba complicándole el trabajo, circunstancia que enfría las expectativas de bajadas de tipos de interés, después de que el miércoles insinuara que lo haría.

En febrero, el precio del petróleo ha vuelto a sus andadas y en esta última semana el de tipo Brent, de referencia en Europa, marcó un nuevo récord, de 101,27 dólares por barril, igual que el oro, que llegó hoy en Londres a 976,32 dólares por onza.

El Ibex-35 cerró la primera semana de febrero con una subida del 2,69 por ciento y acabó con una racha de siete semanas en rojo, provocada por las posibles consecuencias de la crisis de las hipotecas "subprime" y crediticia, y la posible recesión en Estados Unidos.

El principal indicador de la bolsa española cerró la segunda semana con una bajada del 4,15 por ciento y volvió a la senda negativa del comienzo del año.

Esa tendencia se volvió a romper la tercera semana, cuando el Ibex avanzó el 1,07 por ciento y retomaba la senda positiva por segunda vez en lo que iba de año.

El selectivo cedió la siguiente semana el 0,43 por ciento debido a los negativos datos macroeconómicos publicados en ambos lados del Atlántico, sobre todo el crecimiento en la inflación en Estados Unidos, que mermó las expectativas de mayores bajadas de tipos de interés.

La mayor caída del Ibex la registró Iberdrola Renovables, que perdió el 24,35 por ciento, afectada por los malos resultados registrados en el 2007.

El segundo peor comportamiento en el Ibex en febrero fue protagonizado por la inmobiliaria Colonial, cuya caída del 23,53 por ciento en el mes corresponde a los últimos tres días debido a la mala acogida que ha tenido la posible oferta de un fondo dubaití, llena de condiciones e incertidumbres, según los analistas consultados por Efe.

El dueño de la bolsa española, Bolsas y Mercados (BME), completó el trío de mayores caídas, con el 18,8 por ciento, que fueron las únicas en retroceder por encima del 10 por ciento.

La mitad más uno de los valores del Ibex cotizaron con ganancias, del 9,93 por ciento para el mayor grupo asegurador español, Mapfre, mientras que Gas Natural ganó un 9,12 por ciento.

Cintra, Enagás, Abengoa, Red Eléctrica Española, Gamesa y Repsol se unieron al club de las cotizadas que superaron revalorizaciones por encima del 7 por ciento en febrero.

Sólo dos bancos, el Santander y el Popular, cotizaron en positivo, con subidas del 0,85 y 0,77 por ciento, respectivamente.