Público
Público

La Bolsa cede el 0,77% por las caídas de Wall Street y por los máximos de crudo y oro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española cedió hoy el 0,77 por ciento y perdió los 13.200 puntos arrastrada por las caídas de la Bolsa de Nueva York y por los máximos que mantienen el barril de crudo Brent y el oro.

Así, el principal índice del mercado nacional, el Ibex-35, retrocedió 101,70 puntos, el 0,77 por ciento, y concluyó la jornada en 13.170,40 puntos.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cayó el 0,81 por ciento; el Ibex Small Caps, el 1,17 por ciento, y el Ibex Medium, el 1,43 por ciento.

En Europa, las pérdidas fueran aún peores, con un retroceso del 1,36 por ciento para Londres, del 1,67 ciento para Fráncfort, del 1,53 para París y del 1,45 para Milán.

El Ibex-35 intensificó las pérdidas con que cotizó toda la sesión tras ver las caídas con que comenzó la sesión en la Bolsa de Nueva York, del 1,36 por ciento, lastrada por los resultados del fabricante de ordenadores Dell y de la aseguradora AIG, y la publicación de datos relativos al gasto de los consumidores.

Esos últimos datos avivaron la preocupación de los inversores sobre la marcha de la economía estadounidense, agravada el jueves tras conocerse que la desaceleración durante el último trimestre del 2007 había sido peor de lo esperado.

El Departamento de Comercio estadounidense informó hoy de que el gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios del Producto Interior Bruto (PIB) en Estados Unidos, se mantuvo casi sin cambios en enero por tercera vez en los últimos cuatro meses.

El crudo Brent, de referencia en Europa, se ha mantenido hoy fuerte, por encima de los 100 dólares, cerca del máximo histórico de 101,27 dólares marcado el jueves, a la espera de la decisión de la OPEP sobre producción en su reunión de la próxima semana y como refugio de los inversores ante la debilidad de las bolsas mundiales.

En cuanto al oro, el precio de la onza marcó hoy un nuevo récord en Londres al cotizar a 976,32 dólares, por la debilidad del dólar y por la previsible nueva bajada de tipos de interés en Estados Unidos.

Precisamente, el cambio del euro frente al dólar se ha mantenido en niveles máximos, muy cerca del récord de 1,5210 dólares por euro marcado el jueves. A las 17.20 GMT el euro se cambiaba a 1,5180 dólares.

Todos los grandes valores españoles terminaron la última sesión de la semana con caídas, del 0,57 por ciento para Telefónica, del 1 por ciento para el Santander y Repsol, del 1,22 por ciento para BBVA y del 0,83 por ciento para Iberdrola.

La propietaria de la bolsa española, Bolsas y Mercados (BME), lideró las caídas del principal selectivo del mercado bursátil al ceder el 7,81 por ciento debido al mal dato de volumen de concentración en febrero en comparación con el año anterior, según los analistas consultados.

La inmobiliaria Colonial volvió a cotizar con fuertes pérdidas por tercera jornada consecutiva y cedió hoy el 3,70 por ciento hasta 1,30 euros por acción, 55 céntimos menos que la previsible oferta de un fondo dubaití, que ha sido recibida con malos ojos por los accionistas minoritarios, de acuerdo con los expertos.

Entre las subidas del Ibex-35, destacó la de la empresa de aerogeneradores Gamesa, un 2,07 por ciento, después de anunciar el jueves a cierre de mercado la venta de su filial Gamesa Solar al fondo de capital riesgo estadounidense First Reserve Corporation por 208 millones de euros.

Red Eléctrica Española e Iberdrola Renovables completaron el "top 3" de subidas de hoy en el Ibex, del 1,62 por ciento y del 0,74 por ciento, respectivamente.

Banco Popular se convirtió en el único banco del selectivo sin pérdidas tras conocerse rumores que indican que el inversor indio Ramchad Bhavnani podría estar interesado en entrar en su accionariado tras deshacerse el jueves oficialmente de su 14,66 por ciento en Bankinter.

En el mercado continuo, el grupo oftalmológico y de estética Clínica Baviera protagonizó las mayores caídas, del 9,39 por ciento, seguida de BME y Dogi, que cedió 7,26 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajó once centésimas y se situó en el 4,05 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo se colocó en 5.856 millones de euros.