Público
Público

La Bolsa se coloca en mínimos y la prima de riesgo roza los 400 puntos por la desconfianza

El Ibex-35, que pierde un 2,09% al cierre, se sitúa en su nivel más bajo desde septiembre. La rentabilidad del bono español escala al 5,692%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un déjà vu. Eso es lo que están viviendo los españoles este miércoles al contemplar cómo han cerrado las sesiones de la Bolsa española y en el mercado secundario de deuda. Y es ambos se han situado a niveles anteriores a la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa. De nada parecen haber servido las continuas reformas que ha emprendido. Y el remate lo han puesto los Presupuestos Generales presentados ayer en el Congreso

Los mercados siguen aferrándose a la manida desconfianza. Desconfianza en que los recortes sin paliativos sirvan para alcanzar el objetivo de déficit impuesto para este año del 5,3% del PIB y que a su vez España consiga frenar la sangría del desempleo y siente las bases para una recuperación económica.

Y todo ello acompañado por el pesimismo que se han instalado en los inversores después de la subasta de deuda del Tesoro Público, que tan solo ha podido colocar un poco más del mínimo que tenía previsto en bonos a tres, cuatro y ocho años. En total ha captado 2.589 millones pero se ha visto obligado a subir los tipos de interés.

Por si fuera poco, el discurso pesimista de Mario Draghi tras anunciar que el BCE mantenía los tipos en el 1% ha terminado de hundir a todas las bolsas europeas, entre ellas la madrileña.  Draghi, además, ha exigido, en nombre de los mercados, más ajustes en los mercados laborales de países como España que son los que más competitividad han perdido. 

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, ha caído un 2,09%, hasta los 7.661 puntos, con lo que se sitúa en niveles de septiembre de 2011 y se acerca a los mínimos marcados en marzo de 2009.

El Ibex ha perdido 164 puntos en la sesión, con lo que acumula un retroceso del 10,57% desde principios de año, mientras que el Índice General de la bolsa de Madrid ha caído un 2,02 % hoy y un 9,91 % en el año.

El valor más bajista ha sido Bankia, que ha cedido un 4,4 % después de que empezaran a cotizar sus nuevas acciones, seguido de Abengoa (-4,22 %) y Acciona (-3,97 %). En la sesión de hoy solo se han salvado de las pérdidas Ferrovial (2,15 %) e IAG (0,6 %).

Pero las pérdidas también ha sido la nota dominante en el resto del continente. La bolsa de Fráncfort ha cedido un 2,84 %; la de París, un 2,74 %; la de Milán, un 2,42 %, y la de Londres, un 2,3 %.

Las bolsas europeas ya habían iniciado sus sesiones con fuertes pérdidas, afectadas por la noticia de que algunos de los miembros de la Reserva Federal (Fed) serían reacios a aplicar nuevas políticas monetarias expansivas. Así, a pesar de que el sector privado estadounidense creó 209.000 puestos de trabajo en marzo, Wall Street abría con unas pérdidas del 0,91 %.

La prima de riesgo también se ha visto afectada por este clima de pesimismo y desconfianza y se ha disparado hasta los 390 puntos básicos, máximos desde finales de noviembre. Esto se ha debido a que la rentabilidad de los bonos a diez años españoles escale hasta el 5,692%, en máximos desde principios de enero.

Ese interés, frente al 1,788 % de Alemania, hace que la diferencia entre ambos, la conocida como prima de riesgo, haya ganado casi 26 puntos básicos en una sola sesión, hasta exactamente 390,35.

La prima de riesgo ya marcaba al inicio de la sesión los 360 puntos, pero la pésima subasta del Tesoro no ofreció ningún alivio y llegó a colocar la prima en 393 puntos al mediodía.  Pero la desconfianza que se cierne sobre España también afecta a otros países de la periferia europea como Portugal o Italia, cuyas primas de riesgo subieron hoy casi 23 puntos básicos, hasta 1.026 y 356 puntos respectivamente.