Público
Público

La Bolsa despide al alza el peor agosto desde 1998

El Ibex 35 pierde en el mes un 9,4% y el mercado alemán, casi un 20%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si algo ha quedado claro este verano, es que, al menos en Bolsa, agosto ha perdido el trono de ser el mes de vacaciones. Tensión, volatilidad y pánico tuvieron en guardia a gestores e inversores de todo el planeta mientras veían acumularse en sus pantallas pérdidas históricas. En el caso de la Bolsa española, hay que remontarse a 1998 para ver un agosto peor.

Todo comenzó con una pésima comparecencia del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, el 4 de agosto. Su negativa a comprar bonos de países con problemas que exigían los mercados desató la tormenta que se transformó en huracán un día después, cuando la agencia de calificación de riesgo anunció la histórica decisión de rebajar el rating a EEUU. Wall Street vivió las mayores caídas de su historia. Luego llegaron las dudas sobre la solvencia de los bancos italianos, franceses e incluso estadounidenses. Centenares de rumores que llegaron barajar una bajada de rating incluso para Alemania, etc.

La volatilidad y el pánico se adueñaron de los mercados, sin que la tradicional explicación de la falta de volumen sirviera esta vez para explicarlo. En el Ibex 35 español, por ejemplo, se han movido más de 8.000 millones de euros y es el tercer mes del año con más volumen después de enero y julio. La media de otros agostos estuvo en torno a los 5.000 millones.

Pero como ocurre en muchos venenos, el antídoto a la catástrofe se encontró dentro de la misma. La pésima situación a obligado a los bancos centrales a salir al rescate. El BCE, invirtiendo más de 42.000 millones en la compra de bonos y la Reserva Federal de EEUU, dejando la puerta abierta a la posibilidad de una nueva ronda de estímulos. Aferrándose a esa esperanza, las subidas volvieron a la Bolsa. Tanto que ayer el Ibex 35 llegó a ganar un 3,24%. Más de un 3% ganaron también las bolsas italiana y francesa y el vapuleado índice Dax de Alemania subió un 2,5%.

Una guinda que apenas sirve para endulzar el agrio sabor que deja el saldo mensual. Para el Ibex 35 se salda con un descenso del 9,47%. Aun así la Bolsa española aguantó el mes mejor que el resto de europeas. La peor, Fráncfort, que perdió en agosto casi un 20%, y París, que se dejó un 11,2%.

En el mercado de deuda pública, la intervención de BCE frenó la presión sobre la deuda española e italiana y la prima de riesgo se ha reducido casi un 20% en el mes. 'El BCE tendrá que seguir comprando para mantener la tranquilidad den los mercados', asegura Covadonga Fernández, de Self Bank.

Desde luego, quienes no tienen ninguna intención de comprar son los inversores londinenses, con los ayer se reunió ayer el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa. 'Fue muy profesional y vendió muy bien sus números y sus supuestas reformas', comentaron los presentes en esa reunión. 'No convencen, pero al menos no empeoran nuestra visión de España como ocurrió que otras presentaciones anteriores y eso ya es mucho', aseguran desde Londres.